12 mitos sobre tecnología blockchain

Print Friendly, PDF & Email

Blockchain, la tecnología de “contabilidad distribuida”, ha surgido como objeto de gran interés en el sector tecnológico y en otros sectores. La tecnología Blockchain ofrece una forma de registrar las transacciones o cualquier otra interacción digital de un modo diseñado para ser seguro, transparente, altamente resistente a las interrupciones, verificable y eficiente; como tal, ofrece una capacidad de disrupción de los sectores y de habilitar nuevos modelos de negocio. La tecnología se encuentra en sus primeras fases y cambia con gran rapidez; la comercialización a gran escala no sucederá hasta dentro de unos años. No obstante, para evitar sorpresas desestabilizadoras u oportunidades perdidas, los estrategas, planificadores y responsables de la toma de decisiones en todos los sectores y funciones empresariales deben prestar atención ahora y empezar a investigar aplicaciones del mundo de la tecnología.

Blockchain es una base de datos que mantiene un conjunto de registros de datos en constante crecimiento. Es de naturaleza distribuida, lo que significa que no hay un ordenador maestro que albergue toda la cadena. En su lugar, los nodos participantes tienen una copia de la cadena. También crece sin cesar: solo se añaden registros de datos a la cadena.

Una cadena de bloques o Blockchain consta de dos elementos:

  • Transacciones que son las acciones creadas por los participantes en el sistema.
  • Bloques que registran estas transacciones y aseguran que se encuentran en el orden correcto y no han sido manipuladas.

La principal ventaja de Blockchain es su carácter público. Todos los participantes pueden ver los bloques y las transacciones almacenadas en ellos. Pero esto no significa que todo el mundo pueda ver el contenido real de una transacción; está protegido por una clave privada.

Blockchain es una base de datos que mantiene un conjunto de registros de datos en continuo crecimiento. /Imagen: OpenMind

Blockchain es una base de datos que mantiene un conjunto de registros de datos en continuo crecimiento. /Imagen: OpenMind

Una cadena de bloques (Blockchain) está descentralizada, por lo que no hay una única autoridad que apruebe las transacciones o defina reglas específicas para la aceptación de transacciones. Eso implica que hay un enorme nivel de confianza, puesto que todos los participantes en la red deben alcanzar un consenso para aceptar transacciones.

Y lo que es más importante, es segura. La base de datos solo se puede ampliar y los registros anteriores no se pueden cambiar (al menos el coste es muy elevado si alguien desea modificar registros anteriores).

Si alguien desea añadir una transacción a la cadena, todos los participantes de la red la validarán mediante la aplicación de un algoritmo a la transacción para verificar su validez. Lo que se entiende exactamente por “válido” se define en el sistema Blockchain y puede diferir entre sistemas. Por tanto, corresponde a una mayoría de los participantes llegar a un acuerdo con respecto a la validez de la transacción.

A continuación, un conjunto de transacciones aprobadas se agrupa en un bloque, que se envía a todos los nodos de la red. Estos, a su vez, validan el nuevo bloque. Cada bloque sucesivo contiene un ‘hash’, que es una huella dactilar única, del bloque anterior.

 

Ventajas de la tecnología Blockchain / Imagen: autor

Ventajas de la tecnología Blockchain / Imagen: autor

Blockchain garantiza que los datos no se han manipulado, ofreciendo una capa de sello de tiempo que elimina varios niveles de comprobación humana y hace las transacciones inmutables. Sin embargo, todavía no es la panacea que algunos creen.

Se pueden distinguir tres tipos de cadenas de bloques (Blockchains):

  • Pública: una cadena de bloques (Blockchain) pública es una cadena de bloques donde todo el mundo puede ver todas las transacciones, cualquiera puede esperar que su transacción aparezca en el registro contable y todo el mundo puede participar en el proceso de consenso.
  • Federada: una cadena de bloques (Blockchain) federada no permite a todo el mundo participar en el proceso de consenso. De hecho, solo a un número limitado de nodos se les concede permiso para hacerlo. Por ejemplo, en un grupo de 20 empresas farmacéuticas podríamos imaginar que para que un bloque sea válido, 15 de ellas tienen que estar de acuerdo. No obstante, el acceso a Blockchain puede ser público o estar restringido a los participantes.
  • Privada: las cadenas de bloques (Blockchains) privadas se usan normalmente dentro de una empresa. El acceso a ellas y la realización de transacciones solo se permite a un número de miembros específico.
Tipos de Blockchains/ Imagen: autor

Tipos de Blockchains/ Imagen: autor

La tecnología Blockchain tiene indudablemente muchos aspectos positivos, pero también hay muchos malentendidos y confusión con respecto a su naturaleza.

Mito nº 1: Blockchain es una base de datos mágica en la nube

Blockchain es conceptualmente un archivo ordinario: una lista lineal de simples registros de transacciones. “Esta lista se agrega únicamente para que las entradas no se eliminen nunca, sino que en su lugar el archivo crezca indefinidamente, y debe duplicarse en cada nodo de la red entre pares”.

Blockchain no permite almacenar ningún tipo de información física como un documento Word o un archivo .pdf. Solo puede proporcionar una “prueba de existencia”, la contabilidad distribuida solo puede contener un código que certifica la existencia de un documento determinado, pero no el propio documento. El archivo, sin embargo, puede estar almacenado en “lagos de datos“, cuyo acceso lo controla el propietario de la información.

Mito nº 2: Blockchain va a cambiar el mundo

Podemos usar Blockchain para transacciones complejas y técnicas, como verificar la autenticidad de un diamante o la identidad de una persona. También se habla de una aplicación de Blockchain para el conocimiento de embarque en la financiación comercial, algo que sería revolucionario en cuanto a reducción de costes y velocidad de las transacciones.

Aunque Blockchain puede respaldar estos casos y mitigar el riesgo de manipulación fraudulenta del registro contable, no elimina la amenaza de fraude en línea y sigue planteando dudas acerca de la confidencialidad. Además, el uso de la tecnología Blockchain sigue siendo ineficaz en muchos de estos casos en comparación con el mantenimiento de un registro contable tradicional.

Mito nº 3: Blockchain es gratuito

A pesar de la creencia generalizada, ejecutar Blockchain no es ni barato ni eficiente, por ahora. Conlleva el uso de varios ordenadores que resuelven algoritmos matemáticos para acordar un resultado final inmutable, lo que se convierte en la llamada versión única de la verdad (SVT). Cada “bloque” de Blockchain normalmente utiliza una gran cantidad de potencia informática para la resolución. Y alguien tiene que pagar toda esta potencia informática que soporta el servicio Blockchain.

Mito nº 4: solo hay una tecnología Blockchain

Hay muchas tecnologías distintas bajo el nombre de Blockchain. Hay versiones públicas y privadas, de código abierto y cerrado, de uso general y adaptadas a soluciones específicas.

El denominador común es que estas tecnologías están apuntaladas por el cifrado, son distribuidas y tienen alguna forma de mecanismo de consenso. La tecnología Blockchain de Bitcoin, Ethereum, Hyperledger, Corda y la tecnología Blockchain como servicio de IBM y Microsoft se pueden clasificar en conjunto como Tecnologías de contabilidad distribuida.

Mito nº 5: Blockchain se puede utilizar para todo

Aunque el código es potente, no es mágico. Los desarrolladores de Bitcoin y Blockchain pueden resultar evangélicos y es fácil entender por qué. Para muchos, Blockchain es una autoridad vinculada a las matemáticas, no al gobierno o a los abogados. En la mente de algunos desarrolladores Blockchain y los contratos inteligentes sustituirán algún día al dinero, los abogados y otros organismos de arbitraje. Pero el código está limitado al número de transacciones de criptomonedas en la propia cadena y la criptomoneda aún está lejos de ser mayoritaria.

Mito nº 6: Blockchain puede ser la columna vertebral de una economía global

Ninguna entidad nacional ni corporativa es propietaria ni controla Blockchain. Por ello, los evangelistas tienen la esperanza de que las tecnologías Blockchain privadas proporcionen un apoyo fundacional para cientos de criptomonedas cifradas y fiables. Superficialmente, la tecnología Blockchain de Bitcoin parece enorme. Pero un informe de Gartner afirmaba recientemente que el tamaño de Blockchain tiene una escala similar a la red de NASDAQ. Si la criptomoneda despega y los registros que se generan son mayores, esto puede cambiar. Pero por ahora, la red de Blockchain es básicamente análoga a las redes financieras contemporáneas.

Mito nº 7: el registro contable de Blockchain está cerrado y es irrevocable

Otras bases de datos análogas de transacciones a gran escala, como los registros de los bancos son, por su naturaleza, privadas y están vinculadas a instituciones financieras específicas. El poder de Blockchain, naturalmente, es que el código es público, las transacciones son verificables y la red es criptográficamente segura. Las transacciones fraudulentas, como los gastos duplicados, en el lenguaje característico del sector, son rechazados por la red, evitando así el fraude. Como la extracción de datos de la cadena ofrece incentivos financieros en forma de Bitcoin, hay una creencia generalizada de que reescribir las transacciones históricas no tiene interés financiero para los participantes. Por ahora. Sin embargo, a medida que mejoren los recursos informáticos con el tiempo, también aumentará el potencial de decepción. El impacto de la potencia de procesamiento futura en la integridad de la tecnología Blockchain contemporánea sigue sin estar claro.

Mito nº 8: los registros de Blockchain no se pueden piratear ni alterar nunca

Uno de los principales atractivos de venta de las tecnologías Blockchain es su permanencia y transparencia inherentes. Cuando las personas oyen eso, a menudo creen que significa que Blockchain es invulnerable a los ataques externos. No hay ningún sistema ni ninguna base de datos que sea completamente segura por siempre jamás, pero cuanto mayor sea y más distribuida esté la red, se considera que es más segura. Lo que las tecnologías Blockchain pueden ofrecer a las aplicaciones que se desarrollan en ellas es una forma de capturar los cambios no autorizados en los registros.

Mito nº 9: Blockchain solo se puede usar en el sector financiero

Blockchain comenzó a crear olas en el sector financiero por causa de su primera aplicación, la criptomoneda bitcoin, que afectó directamente a este campo. Aunque Blockchain tiene numerosas áreas de aplicación, el sector financiero es indiscutiblemente una de ellas. Los importantes retos que esta tecnología plantea al mundo financiero impulsó a bancos internacionales como Goldman Sachs o Barclays a invertir mucho en ella. Fuera del sector financiero, Blockchain puede usarse y se usará en el sector inmobiliario, en el sector de la sanidad o incluso a escala personal para crear una identidad digital. Las personas podrían potencialmente almacenar una prueba de existencia de datos médicos en Blockchain y dar acceso a empresas farmacéuticas a cambio de dinero.

Aplicaciones de la tecnología Blockchain/ Imagen: autor

Aplicaciones de la tecnología Blockchain/ Imagen: autor

 

Mito nº 10: Blockchain es Bitcoin

Como Bitcoin tiene más fama que la tecnología subyacente, Blockchain, muchas personas confunden ambas cosas.

Blockchain es una tecnología que permite que las transacciones entre pares se registren en un registro contable distribuido en la red. Estas transacciones se almacenan en bloques y cada bloque está vinculado al anterior, creando, por tanto, una cadena. Así, cada bloque contiene un registro completo y con marca de tiempo de todas las transacciones que se han efectuado en la red. En Blockchain, todo es transparente y permanente. Nadie puede modificar ni eliminar una transacción del registro contable.

Bitcoin es una criptomoneda que hace posible el pago electrónico directamente entre dos personas sin tener que pasar por un tercero como un banco. Los Bitcoins se crean y se almacenan en un monedero virtual. Como no hay intermediarios entre las dos partes, nadie puede controlar la criptomoneda. Por tanto, el número de bitcoins que se liberará está limitado y definido por un algoritmo matemático.

Mito nº 11: Blockchain está diseñado únicamente para interacciones empresariales

Los expertos en Blockchain están convencidos de que esta tecnología cambiará el mundo y la economía global igual que lo hicieron las punto com al inicio de la década de 1990. Por tanto, no solo está abierta a las grandes corporaciones, sino que es accesible a todo el mundo en cualquier lugar. Si todo lo que se necesita para usar la tecnología Blockchain es una conexión a Internet, podemos imaginar fácilmente cuántas personas de todo el mundo podrán interactuar entre sí.

Mito nº 12: los contratos inteligentes tienen el mismo valor legal que los contratos ordinarios

Por ahora, los contratos inteligentes son solo elementos de código que ejecutan acciones automáticamente cuando se cumplen determinadas condiciones. Por tanto, no se consideran contratos ordinarios desde una perspectiva legal. Sin embargo, se pueden utilizar como prueba de que se ha completado o no una determinada tarea. A pesar de su incierto valor legal, los contratos inteligentes son herramientas muy poderosas, especialmente cuando se combinan con el Internet de las cosas (IdC).

Ahmed Banafa

Fuente

This entry was posted in Artículos, Blockchain, Sociedad. Bookmark the permalink.