7 de cada 10 empresas en México usan software ilegal

Print Friendly

 

De acuerdo con un estudio realizado por Parametría y la Business Software Alliance (BSA), en México siete de cada diez empresas utilizasoftware de procedencia ilegal. No importa el tamaño de la compañía o el sector en el que se desempeñe: se trata de una tendencia general en el país.

Así las cifras del estudio:

    • 67% de las empresas en México usan software ilegal.
    • 18% de estas empresas son consideradas evasivas (por ejemplo, adquieren una licencia pero la usan en más máquinas de lo contemplado).
    • 19% de las empresas usan software ilegal por desinformación.
    • 30% de las empresas aceptan abiertamente que utilizan software ilegal y no les importa regularizar su situación.

Miguel Ángel Margáin, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, considera que el precio no es un factor para el uso de software ilegal, sino que se trata de algo cultural -por desinformación o por evasión intencional-:

Ya no estamos hace una década cuando las cosas se tenían que comprar, hoy en día cada quien decide qué combinación de software libre y de venta para usar en su empresa, realmente el precio no es actualmente un factor para comprar piratería.

Margáin tiene razón en sus palabras, aunque en la práctica, el IMPI ha tomado una estrategia mucho más coercitiva que educativa. Con apoyo de la Procuraduría General de la República, han clausurado a 30 empresas que usan software ilegal e impuesto multas por un monto total de 36 millones de pesos MXN.

Existen muchas formas de regularizarse, pero es muy interesante la frase de Margáin sobre que cada empresa es responsable de la combinación desoftware libre y de venta que utiliza. El software libre comienza a ser una alternativa importante para la administración pública en países comoUruguay o Italia. ¿Por qué no hacerlo en el ámbito empresarial?

Hay una ventana de oportunidad grande en cuestión de ahorro de pago de licencias al optar por software libre, software hecho a la medida o incluso, alternativas de código abierto. De este modo, hay un combate a la ilegalidad mediante el uso racional de software privativo, pagando sólo lo que es indispensable.

Claro que esta perspectiva requiere un cambio cultural; quizá, el obstáculo más grande que presenta la industria del software. ¿Se puede desalentar a que las compañías empleen los programas de marca sin pagar mediante la promoción del software libre o de paqueterías de código abierto? Ahí está el reto, no sólo para México, sino para las empresas (y gobiernos) de todo el mundo.

Link: Expok

Share
This entry was posted in Artículos, Propiedad Intelectual, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.