Brasil, en busca de acabar con hegemonía de EE.UU. en Internet y defenderse del espionaje

Print Friendly, PDF & Email

A raíz del escándalo por el espionaje masivo estadounidense, revelado por Edward Snowden, Brasil está buscando maneras de alcanzar una mayor independencia y seguridad en Internet.

Al conocer que la NSA interceptó sus comunicaciones, espió a la petrolera brasileña Petrobras y a los ciudadanos que confiaron sus datos personales a compañías como Facebook y Google, la presidenta Dilma Rousseff ordenó una serie de medidas para acabar con la hegemonía de EE.UU. en la Red, informa la agencia AP

 

Correo electrónico nacional

Como una medida para impedir el espionaje de EE.UU., Brasil puso en marcha un proyecto de correo electrónico nacional.

El servicio de correo electrónico antiespionaje podría ser una realidad en la segunda mitad de 2014 y funcionará con un sistema criptográfico, que impide que el mensaje sea vulnerado, sirviendo de esta manera para resguardar la privacidad de los usuarios.

Además, los servidores del nuevo servicio de correo se instalarán en territorio brasileño, lo que da garantías de seguridad.

Cable submarino de fibra óptica

Dado que la mayor parte del tráfico de Internet de Brasil pasa a través de EE.UU., el Gobierno de Rousseff planea tender un cable submarino de fibra óptica directamente a Europa y también unir a todas las naciones de América del Sur, lo que podría permitir crear una red libre del espionaje de EE.UU.

El primer satélite de comunicaciones nacional

Una mayor protección de las comunicaciones se espera cuando Telebras, la empresa estatal brasileña de telecomunicaciones, junto con sus socios, supervise en 2016 el lanzamiento del primer satélite de comunicaciones nacional, para el tráfico de Internet militar y público.

Hay que recordar que por ahora el tráfico del Ejército brasileño se basa en un satélite operado por Embratel, que está controlado por el magnate mexicano Carlos Slim.

Empresas extranjeras deberán almacenar sus datos en Brasil

Además, Dilma Rousseff instó a su Gobierno a votar un proyecto de ley que obligue a las empresas extranjeras a almacenar los datos sobre sus clientes brasileños en servidores nacionales.

Según declaró a Reuters un funcionario brasileño de alto rango, “esto marcaría un antes y un después para esas compañías”. El funcionario puso como ejemplo a Facebook, Google Inc y Microsoft Corp, pero aclaró que no serían las únicas afectadas. “Si quieren trabajar aquí, van a tener que obedecer nuestras reglas”, recalcó.

Más puntos de intercambio por Internet

Se planea crear más puntos de intercambio por Internet, donde se transmite una gran cantidad de información, para reducir el peligro de posibles intercepciones del tráfico de los brasileños.

Impulsar las inversiones en tecnología local

Según reveló la oficina de Rousseff en un correo electrónico enviado en respuesta a las preguntas de AP, Brasil planea impulsar las inversiones en tecnología local y comprar solamente software y hardware que cumpla con las especificaciones del Gobierno sobre privacidad de datos.

Debido a las denuncias sobre el espionaje estadounidense hechas por el periodista Glenn Greenwald, quien se basó en los archivos filtrados por el extécnico de la CIA Edward Snowden, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló su visita a EE.UU., prevista para el próximo 23 de octubre. La mandataria mantuvo este lunes una conversación telefónica de 20 minutos con Barack Obama sobre las revelaciones acerca de actividades de espionaje a ciudadanos brasileños por parte de la NSA, pero no quedó satisfecha con las explicaciones que le ofreció el presidente de EE.UU.

 

This entry was posted in Artículos, DD.HH. and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.