Capricho legal en Alemania prohíbe Wifi libre perjudicando a turistas

Print Friendly, PDF & Email

Los viajeros acostumbrados a verificar los correos electrónicos libremente cuando trotan por el mundo suelen toparse con una desagradable sorpresa al llegar al Wifi público en Alemania.

Muchos restaurantes, cafés y hoteles restringen el acceso a sus zonas Wifi o directamente no lo ofrecen, de modo que los visitantes tienen dificultades para conectarse o terminan pagando costosas tarifas de servicio itinerante.Es el resultado de una norma de 2010 del máximo tribunal civil de Alemania por la cual los proveedores públicos son responsables por las actividades ilegales de los clientes que utilizan su conexión.

La economía más grande de Europa ofrece apenas 1,9 zonas Wifi inalámbricas cada 10.000 habitantes, en comparación con 4,8 en los Estados Unidos, 29 en el Reino Unido y 37 en Corea del Sur, según un estudio de Eco, una asociación alemana que representa a 800 compañías de Internet. La escasez de Wifi gratis en Alemania llamó la atención de la canciller, Angela Merkel, que está prometiendo modernizar la ley nacional de telecomunicaciones como parte de una ofensiva digital más amplia.

“Los miles de turistas que visitan el edificio del Reichstag todos los días no pueden acceder a Wifi gratis”, dijo Klaus Landefeld, miembro del consejo de administración de Eco para infraestructura y redes, refiriéndose a los visitantes del edificio del parlamento alemán en Berlín. “No debido a cuestiones de seguridad, sino debido a la norma de responsabilidad legal para los operadores”.

ACCESO LIMITADO
En cambio, el máximo responsable ejecutivo tuvo que descartar un plan de ofrecer acceso abierto en 60 locales propiedad de sus H-Hotels AG, con sede en Bad Arolsen, Alemania, debido a los posibles costos legales que implicaba ignorar la norma judicial. Apenas 65% de los hoteles alemanes ofrecen zonas Wifi públicas en comparación con 80% de los establecimientos en Europa, según el grupo del sector Hotelverband Deutschland.

“Nuestros huéspedes internacionales, sobre todo, esperan tener Wifi veloz y gratuito”, dijo Fitz de 45 años. “Pero los legisladores alemanes realmente no nos facilitan las cosas”.

Merkel dijo a una organización representante de un grupo hotelero este mes que Alemania, una potencia industrial famosa por la innovación, está rezagada en materia de iniciativas relacionadas con Internet y necesita a toda costa ponerse al día. Su gobierno está prometiendo introducir un proyecto de ley a comienzos del año próximo -con meses de retraso- para eliminar los riesgos legales asociados con la provisión de zonas Wifi al público.

“Somos los únicos en Europa que tenemos semejante construcción legal”, dijo Tankred Schipanski, legislador del partido gobernante de Merkel, la CDU. “Necesitamos, finalmente, una clarificación legal, por lo menos para hoteles y restaurantes”.

Reescribir la ley de telecomunicaciones del país constituye un componente clave de la iniciativa digital de Merkel destinada a ayudar a las compañías tecnológicas alemanas a competir con empresas como Facebook Inc. y Google Inc.

This entry was posted in Artículos, DD.HH., Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.