Desde Abril de 2014, La población de abejas ha disminuido entre un 40% y 60% – El Ciudadano

Print Friendly, PDF & Email

abejas muertas

Los apicultores estadounidenses perdieron el 42,1% de sus colmenas desde abril de 2014, con la pérdida más grande que ocurre en verano – un hecho que ha alarmado a los entomólogos. Los apicultores informaron al Departamento de Agricultura en una encuesta anual, que más de dos de cada cinco de sus colmenas habían muerto, y eso significa que tendrán que dividir las colmenas que han sobrevivido.

Según el coautor del estudio, Keith Delaplane, “Lo que estamos viendo con este problema de las abejas es sólo una señal fuerte de que hay algo mal que afecta a nuestros agroecosistemas”.

Se registraron fuertes pérdidas en Delaware, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Oklahoma, Pensilvania y Wisconsin, donde se acabó con el 60% de las abejas.

Y aunque estas cifras son sorprendentemente altas, lo que realmente llama la atención a los entomólogos ‘, es que se produjo por primera vez una mayor pérdida en verano más que en invierno. En la encuesta del verano del año anterior, los apicultores perdieron 19.8% de sus abejas, pero ese número se elevó a 27,4% en esta ocasión. Jeff Pettis, un científico del USDA, que estudia las abejas, dijo que las inusuales muertes de verano  también contaron con la pérdida de la reina concentrada en las colmenas más móviles, en sí mismo una característica notable.

¿Qué pasó?

Los científicos que trabajaron en la encuesta creen que la mala nutrición, los ácaros, y los pesticidas son los posibles culpables. Dick Rogers, apicultor jefe de Bayer – el fabricante de pesticidas – restó importancia a la mortalidad diciendo “no es inusual en absoluto”, y agregó que las colmenas se incrementaron de 2,64 millones para el período de la encuesta a 2,74 millones en 2015.

A pesar de una mejora estadística, este aumento no indica el estado general de salud de la población. Según Delaplane, dividiendo las colmenas restantes para forzar el crecimiento de la población significa que las abejas son llevadas al límite.

Uno de los posibles culpables de esa disminución que llaman la atención son los derivados de nicotina y plaguicidas neonicotinoides, la gran mayoría de los cuales son fabricados por Bayer. Neonics, como se les conoce, se recubren en varias semillas de cultivos, lo que una vez sembrada, crece el cultivo con insecticida – pero hay un acalorado debate sobre si neonics ofrece algún beneficio para todos los cultivos, y su uso excesivo parece coincidir con la disminución de las poblaciones de abejas.

La Unión Europea reconoce la conexión y ha impuesto restricciones sobre el uso de neonics. En un estudio, la Comisión Europea encontró indicios de que el pesticida potencialmente podría estar actuando como una neurotoxina en los seres humanos. Bayer, por supuesto, niega vehementemente cualquier conexión con la muerte de las colmenas o sus efectos negativos en los seres humanos.

Muchas campañas tratan de educar al público acerca de la salud de las abejas y por qué este es un tema tan importante.

visto en Medicinas Naturales

 

This entry was posted in Artículos, Medioambiente. Bookmark the permalink.

Comments are closed.