El futuro de la medicina se encuentra en tú Smartphone (III)

Print Friendly, PDF & Email

por ERIC J. TOPOL

Cuando este flujo de datos está correctamente montado, integrado y analizado, ofrecerá un potencial enorme en dos niveles: el individuo y la población. Una vez que a todos los datos pertinentes se les realice un seguimiento y sean procesados para detectar las tendencias complejas e interacciones que nadie podría detectar solo, vamos a ser capaces de anticiparnos a muchas enfermedades.

Tome los ataques de asma. Un adolescente que es propenso a las sibilancias en la clase de gimnasia podría obtener datos completos sobre las exposiciones ambientales tales como la calidad del aire y la concentración de polen, junto con los datos sobre la actividad física, la concentración de oxígeno en la sangre, signos vitales y el movimiento en el pecho; su función pulmonar se puede evaluar a través de su micrófono en el smartphone, y sus niveles de óxido nítrico puede ser muestreados través de la respiración. Luego, la información podría combinarse con los datos de todos los demás pacientes rastreados y desencadenar una advertencia, a cargo de un mensaje de texto o de voz en el teléfono de la adolescente, diciendole que un ataque es inminente y le puede decir al adolescente que el inhalador lo impediría.

El mismo tipo de procedimiento podría prevenir la insuficiencia cardíaca, las convulsiones, la depresión severa y los ataques en una enfermedad autoinmune. Podría salvar innumerables vidas.

Por último, simplemente no podemos imaginarnos lo que vamos a aprender desde el nuevo mundo de la medicina abierta: los recursos de información en línea masivos que se apoyan en los datos de millones y, finalmente, miles de millones de individuos. Piense en la capacidad de Facebook para obtener los datos sociales de más de mil millones de personas, pero ahora imaginese agrupar la información médica nunca agregada o incluso adquirida. Una persona que desarrolla una nueva enfermedad podría utilizar un recurso de medicina abierta para encontrar su “vecino” más cercano, el individuo cuya condición más se parezca a la de usted, para ayudar a determinar el mejor tratamiento.

Poner cientos de sensores en los coches y proveer un exclusivo equipo de navegación no acaba de producir coches autónomos; sino que también los hizo más seguros, los coches de baja tecnología manejados por seres humanos. La misma combinación de sensores y la capacidad de computación está a punto de hacer algo similar a la medicina, transformándola de una práctica basada en la evidencia a una ciencia de datos, con individuos empoderados en el centro.

Como más datos médicos se generan por los pacientes y estos son procesados por las computadoras, gran parte de los aspectos de diagnóstico y monitoreo de la medicina se alejaran de los médicos como yo. El paciente “sin médico” quedara a cargo, dirigiéndo a los médicos para principalmente tratamientos, la orientación, la sabiduría, la experiencia, la empatía y el toque humano. Estos médicos no escribirán las órdenes; van a ofrecer asesoramiento.

Así como la imprenta democratiza la información, el smartphone medicalizado democratizará la atención de salud. En cualquier lugar donde se pueda obtener una señal de celular, podrás tener nuevas formas de practicar la medicina basada en datos. Los pacientes no sólo estaran empoderados; estaran emancipados.

El Dr. Topol es cardiólogo y director del Scripps Translational Science Institute en La Jolla, California. Es autor de libros, siendo el más reciente, “The Patient Will See You Now: The Future of Medicine Is in Your Hands”, publicado por Basic Books. Es consultor de Google, AT & T, Walgreens, Quanttus y Sotera Wireless en muchos de los temas discutidos y esta en el consejo de administración de Dexcom.

Comentario

Este artículo da una visión general de la eHealth o eSalud.

Es un tema que me agrada e interesa bastante. Al igual que en muchas disciplinas la información esta en inglés.

Si bien el comprenderlo es relativamente sencillo el explicarlo no; wikipedia hace un intento: Alude a la práctica de cuidados sanitarios apoyada en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

El concepto es relativamente reciente y envuelve algunos servicios específicos (puede decirse que son como áreas más que nada):

  • Historiales Médicos Electrónicos: administración digital de historias clínicas que facilita el archivo, consulta, edición e intercambio de datos de los pacientes entre diversos profesionales sanitarios -centros de salud, hospitales, especialistas, farmacias-.

  • Telemedicina: incluye todas las variantes de pruebas físicas y psicológicas que no requieren de la visita presencial del enfermo hasta el especialista. Gracias a este servicio, los pacientes se desplazan menos y aumenta el área de acción del especialista.

  • Medicina basada en la evidencia también llamada “medicina basada en pruebas”: es “el uso consciente, explícito y juicioso de las mejores y más actuales evidencias o pruebas en la toma de decisiones sobre el cuidado de los pacientes”.

  • Difusión de Información orientada al ciudadano: tanto los pacientes como aquellas personas sanas desean ser informados sobre temas médicos.

  • Difusión de Información orientada al especialista: servicios de información centrados en las necesidades de los profesionales santarios

  • Equipos virtuales de cuidados sanitarios: consiste en grupos de profesionales sanitarios que colaboran y comparten información sobre pacientes a través de equipos digitales.

Se debe hacer una aclaración previa, por mucho que el smartphone sea un elemento común en tú vida no es un wearable o vestible.

A diferencia de algunos profesionales de la salud, yo no creo que el futuro de la medicina este en los wearables sino en lo que no es wearable (o también llamado anti-wearable); me refiero a sensores médicos en accesorios que no se visten. Por ejemplo, el equipo de BITalino completó recientemente una serie de proyectos anti-wearables que dieron lugar a cosas como unas manillas de bicicleta equipadas con un acelerómetro de 3 ejes y un Sensor Electrocardiografico (ECG). Los conductores del sensor ECG están conectados a los electrodos conductores en las empuñaduras de las manillas. Cada vez que el usuario apriete las manillas con sus manos, los datos se transmiten a través de Bluetooth a un smartphone que muestra el ritmo cardíaco.

Algo muy importante es el aclarar que la eHealth no es una especialidad medica ni pretende serlo.

This entry was posted in Artículos, Ciencia, Medicina, Sociedad. Bookmark the permalink.

Comments are closed.