El Gobierno francés ya puede suspender webs sin necesidad de orden judicial – Hipertextual

Print Friendly

Francia propone un impuesto sobre publicidad en Internet

La nueva legislación en materia de terrorismo otorga competencia al Gobierno francés para suspender webs sin necesidad de pasar por el juzgado.

Parece que en Francia se han tomado muy en serio el tema de la seguridad en la red y la lucha contra el terrorismo, puesto que cumpliendo con lasintenciones del ejecutivo galo que os adelantábamos hace algunas semanas, la administración francesa ya puede bloquear páginas webs sin necesidad de una orden judicial siempre y cuando se cumplan algunas condiciones. A saber: incitación al odio, promoción o enaltecimiento del terrorismo y pornografía infantil o corrupción de menores.

Lo que pretende el ejecutivo francés es dotarse de las herramientas necesarias para eliminar los trámites administrativos y judiciales en los casos de contenidos descritos anteriormente y poder suspender webs. Solo hace falta una solicitud del Ministerio de Interior a los proveedores de servicio (ISPs) para dar bloquear el acceso a un dominio específico, o bien a las empresas de hosting que tengan su base en territorio francés y alojen los contenidos en sus servidores.

Por ello, con esta nueva regulación, se podrán tumbar todos los sitios webs de inmediato sin necesidad de tener que presentar solicitud previa en el juzgado competente, que generalmente era lo que más alargaba el trámite de eliminación de contenido. Lógicamente, esta medida del Gobierno de Francia no ha sentado muy bien a las diferentes asociaciones pro derechos civiles y de expresión, pero lo cierto es que tiene puntos muy concretos de actuación tal como está regulada a día de hoy.

El problema estará cuando se intente simplificar el proceso también para contenidos de propiedad intelectual, cuyo principal derecho violado es del ámbito privado, y para lo que siempre debería prevalecer la decisión de un juez y no de un órgano administrativo. Mucho me temo que va a ser la tónica habitual para el resto de la Unión Europea.

Share
This entry was posted in Artículos, DD.HH., Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.