El nuevo algoritmo antipiratería de Google empieza a cobrarse sus primeras victimas

Print Friendly, PDF & Email

via

Urban Box

Google, por presiones de DCMA, iba a poner en marcha un nuevo algoritmo antipiratería con el fin de perjudicar a aquellos sitios webs de contenidos ‘poco lícitos’ que recibían peticiones constantes de la entidad de derechos de Estados Unidos, rebajando su posición dentro de los resultados de búsqueda. Pues con unos pocos días en funcionamiento, este nuevo algoritmo ya ha hecho que la mayoría de sitios webs más populares que ofrecen contenido vía torrent hayan perdido más de la mitad de su tráfico, tal como apuntan desdeTorrent Freak.

Aunque a primera vista parezca que la estrategia seguida por Google ya está dando sus frutos y es la más adecuada, lo cierto es un arma de doble filo, puesto que a la vez que el buscador estápenalizando a los sitios web que más populares en descargas y búsquedas, está haciendo aflorar otros menos populares pero que tienen el mismo contenido que sitios como Kickass, Isohunt o TPB. Y es que el problema de perjudicar solo a los más famosos está haciendo que el algoritmo crea que los sitios menos populares contienen descargas legales cuando no es así, y los está subiendo a los primeros puestos del buscador:

Imagen: Torrent Freak

En este sentido, a pesar de que los sitios más populares está recibiendo menos de la mitad del tráfico que antes les llevaba Google, son bastante optimistas sobre el futuro de sus plataforma, sobre todo en el caso de The Piratey Bay, puesto que sus creadores esperan que, al no aparecer con la misma frecuencia en los resultados de búsqueda, los usuarios terminen entrando de forma directa a las webs de enlaces:

breaking-bad-torrent

Parece que en este caso, las nuevas medidas parecen ser mucho más eficaz que los anteriores cambios de algoritmo de búsqueda, y están afectando de verdad a todos los sitios ‘piratas’. Como decía en el post anterior, no está muy claro que este tipo de estrategia sea la más acertada para llevar acabo acciones contra los sitios que tiene contenidos protegidos por derechos de autor, siendo siempre lo más acertado, corta el problema de raíz que enmascararlo bajo resultados de búsqueda que está muy lejos de ser lo que está pidiendo el usuario.

 

This entry was posted in Artículos, Cultura, DD.HH., Propiedad Intelectual, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.