Eliminar el DRM incrementa las ventas de discos un 10% según un estudio

Print Friendly, PDF & Email

DRM Free

Según un estudio que ha realizado la investigadora Laurina Zhang para la Universidad de Toronto, el DRM en el ámbito musical podría no ser tan efectivo como las discográficas piensan. Al menos ésa es la conclusión a la que ha llegado Zhang tras analizar 5864 discos y su evolución en ventas antes y después de que sus distribuidoras decidieran dejar a un lado las limitaciones técnicas en sus álbums.

Concretamente, las ventas de discos digitales en general se incrementaron un 10% tras la eliminación del DRM. Esto no afectó a todas las categorías por igual. Por ejemplo, los álbumes viejos sufrieron un incremento de ventas mayor (41%) y otros que no eran tan populares también apreciaron una subida similar (30%). Sin embargo, en los trabajos de los artistas más populares y vendidos del momento no se detectó un cambio tan radical en las ventas.

Según la investigadora responsable del estudio, esto tiene su sentido: el hecho de quitar el DRM facilita que los usuarios compartan y descubran nueva música, de ahí a que los discos menos conocidos experimenten más ventas. Sin embargo, el factor descubrimiento es menos importante para los artistas más populares precisamente por eso, porque la gente ya les conoce.

¿DRM sí o DRM no?

No es el primer estudio que demuestra esto mismo. En 2010 se publicaron dos informes en los que se afirmaba que el DRM se había convertido en un “aliado de la piratería”. En general, parece que la industria de la música ha llegado a la conclusión de que el DRM no sirve demasiado, y por eso las grandes discográficas han dejado de utilizarlo.

Sin embargo, en otros sectores el DRM sigue estando muy presente. No hace mucho os hablamos de los problemas que tuvo EA con ‘SimCity’ en su lanzamiento y en la industria editorial todavía se utiliza, aunque por algunas partes se ven tímidos intentos de dejar atrás estas limitaciones. ¿Llegaremos a ver el mundo DRM-free algún día?

Vía | Torrent Freak

This entry was posted in Artículos, Cultura. Bookmark the permalink.

Comments are closed.