Entendiendo Bitcoin y su disrupción a través de sus raíces (III)

Print Friendly, PDF & Email

Bitcoin. Photo by Antana.

Por Nozomi Hayase

Traducción: David Ormeño

La Autoridad Central del Imperio

A través de la soberanía del Estado y de su libro de contabilidad de activos controlado, el dinero fiduciario se creó como una moneda de curso legal por decreto del gobierno. Con la moneda nacional monopolizada, el dinero dejó de circular como medio de cambio lo que derivo principalmente en el modelo peer-to-peer.

La moneda soberana se convirtió en un instrumento de organización del Estado para ayudar al crecimiento del PIB nacional y en las últimas décadas para maximizar las ganancias corporativas. Podemos ver un ejemplo de este control político en el caso del dólar estadounidense. En la historia reciente, el momento crucial donde se rechazó el dinero como símbolo para el altruismo recíproco se produjo en el cambio de siglo. La creación de la Reserva Federal en 1913 dió el poder de crear dinero al gobierno y al pueblo al que supuestamente representa y se lo dio a las corporaciones privadas. Karen Hudes, el ex abogado del Banco Mundial observó cómo el dólar estadounidense se financia con la deuda emitida por la Reserva Federal en lugar de bienes y llamó a esta deuda una invención en la donde los banqueros crean una obligación de interés en las personas. Ahora bien, este control corporativo sobre la contabilidad global de activos y los puntos cruciales de la extracción transforrmo la moneda nacional a una agenda privada, con el apoyo de la creación del petrodólar.

En el siglo pasado, el petróleo se convertio en un motor que subyace en las sociedades industriales. Aquellos que controlan los recursos de petróleo han llegado a obtener un mayor control de la geopolítica mundial. Al igual que los aventureros que no tenían miedo de elevarse lejos en las alturas de nobles visiones, la codicia no regulada ganó gran poder político que luego se insertó en cada transacción al hacerse cargo y mantener el control del grifo del petróleo, así como la impresión de dinero y el flujo.

Después de que el dólar fue aceptado como moneda internacional por la mayoría del comercio a través del Acuerdo de Bretton Woods de 1944 y ganó el estatus como el nuevo rey mundial, otro acontecimiento crucial que sucedió con la declaración del presidente Nixon al abandonar el patrón de oro en 1971. Con esto, el dólar se convirtió en nada excepto en els papel de alta calidad emitido por el gobierno de Estados Unidos, pero impreso por la especulación de los bancos privados. El siguiente paso fue una digitalización de las transacciones financieras realizadas entre computadoras, a través del cual se consolidó la fusión de los mercados financieros del mundo en un solo organismo mundial.

La expansión y la abstracción de dinero desvinculado de cualquier valor intrínseco y de los intereses de la comunidad local creo nuevos niveles de poder y promovio los derivados interminables como la manipulación y la oferta de valor de los activos. Ahora a través de los mercadosl, los precios de los metales preciosos fueron suprimidos y como Bill Holter articuló en el artículo “Loss of Control”, el precio de casi todo se convirtio en objeto del control central. Esta capacidad de crear dinero de la nada junto con la hegemonía militar estadounidense dio a las corporaciones estadounidenses un tremendo poder para gobernar las finanzas y el comercio mundial; y extraer la riqueza de prácticamente cualquier persona. Los dólares se convirtiéron en el denominador del mundo, las empresas podrían dictar su visión de la sociedad dirigiendo guerras para mantener su poder sobre la energía y las finanzas en el mundo.

El esquema Ponzi de la Deuda

Aquellos que controlan los libros de contabilidad y los ahorros para las generaciones futuras, controlan el resultado de disputas. A la larga, pueden controlar el destino de toda una población. Las redes de patrocinio global de las élites unidas a través de bonos mutuos y las acciones, han monopolizado el sistema financiero mundial. Las puertas giratorias de los bancos centrales y las empresas de inversión privados, como Goldman Sachs, han creado un libro de contabilidad para gobernarlos a todos. Ahora a través de los libros de los activos privatizados, las élites pueden gobernar virtualmente cada flujo transaccional, lo que socava la soberanía de naciones enteras mediante la participación en la guerra financiera y la colonización. Esto rompió el vínculo de la humanidad y volvió a las relaciones sociales un nuevo sistema de clases de acreedores y deudores; en otras palabras, amos y esclavos. A través de su poder de extracción, las empresas transnacionales utilizan puntos de control como el FMI para crear naciones para siempre endeudadas y también el control de las poblaciones de Occidente a través de hipotecas, préstamos estudiantiles y deudas de tarjetas de crédito.

¿Cuáles son estos intereses impuestos a las deudas de las personas por terceros ajenos a las comunidades locales?. La deuda proviene del derecho de un pequeño segmento de la sociedad y su reclamo (no ganado), a los sistemas monetarios del mundo. El dinero se ha convertido en un símbolo de esta superioridad infundada; el mundo ahora supuestamente adeuda a estas élites, que sienten que deben ser tratadas por encima de todos los demás. Esta grandiosidad se ha transformado en el excepcionalismo americano, donde los estándares de vida de la clase media alta están normalizados y son insostenibles. A naciones de consumidores se les permite vivir más allá de sus medios con déficits comerciales masivos a expensas de la mayoría del mundo, y su vasta reserva de mano de obra explotable. Los números manipulados en los libros se convierten en un sentido manufacturado de la obligación moral, obligando a todos a participar en la violencia sistematizada del crecimiento pirámiidal de la deuda.

La crisis financiera de 2008, seguida por los rescates de los bancos de Wall Street comenzó a exponer a este esquema ponzi; la economía se había convertido en un casino especulativo gigante que ponia en riesgo a la gente. Con derivados sin fin y la flexibilización cuantitativa de gobierno (quantitative easing o QE), los bancos centrales frenéticamente han estado tratando de disminuir las burbujas antes de que estallen. Países como Grecia y ahora Ucrania en la periferia de Europa son los primeros en experimentar esta devaluación al convertirse en naciones tercermundistas. Fue en medio de esta crisis financiera global del gobierno central que surgió la invención de la blockchain.

This entry was posted in Artículos, Blockchain. Bookmark the permalink.

Comments are closed.