¿Es el “Control” un sueño inalcanzable para la ciber-seguridad?

Print Friendly, PDF & Email

Por: Carlos Bolívar

/ globbtv.com

El concepto de control ha sido siempre una piedra angular para el acercamiento virtual de todos los equipos de seguridad que lidian con amenazas. Pero con los profesionales de la seguridad encontrándose en una creciente desventaja al momento de proteger sus entornos de TI, es realista esperar que sea posible ganar control sobre amenazas y estallidos?

Los atacantes están enfocados exclusivamente en penetrar su red para cumplir sus misiones. A pesar de esto el trabajo del defensor nunca ha sido más desafiante. Así como nuestras redes se extienden más allá del perímetro tradicional incluyendo extremos, dispositivos móviles, escritorios virtuales y data centers, además de la nube, emergen nuevos vectores de ataque. Agravando el desafío, la mayoría de los equipos de seguridad no tienen el lujo de gastar el 100% de su tiempo enfocados en seguridad. Ellos tienen poco equipo y se ven empantanados por los procesos manuales, herramientas de seguridad desconectadas, problemas de regulación y otras imperativas del negocio.

Para muchas organizaciones, la solución es agregar más y más gente al problema. De hecho, una nueva investigación de IDC Government Insights reveló que el total de gasto en seguridad de TI por el Gobierno Federal de EE.UU se elevará de 5.9 billones en 2012 a más de 7.3 billones en 2017. De eso, en la mayoría de los años, los sueldos del equipo se cuentan por el 85 al 91% del gasto total. Y es probablemente seguro esperar cifras similares para casos empresariales.

Con el número de ataques al alza, está claro que asignar más recursos humanos no es una manera sustentable de responder al problema. Tampoco es fácil encontrar trabajadores expertos en ciber seguridad. Como escribí en un artículo anterior, está ampliamente estimado que en el futuro próximo, las aperturas de trabajos para expertos de la ciber seguridad superarán las 50 mil, entre el sector público y privado.

El “control” puede y debe mantenerse como prioridad de cada estrategia de seguridad. Pero cómo alcanzar ese control requiere de un enfoque fresco que incorpore automatización, integración y educación.

Automatización. Depender de procesos manuales para defenderse de modernos e incansables ataques es inadecuado. Los atacantes están tomando ventaja de la automatización y ud. lo necesita también para reducir las tareas más exigentes y agilizar los procesos. Las herramientas que pueden identificar inteligentemente y alertar automáticamente solo en eventos de seguridad relevantes pueden ahorrar al equipo horas de investigar eventos que no son amenazas reales y priorizar aquellos que son más relevantes. Además, poder proveer, ajustar y reforzar políticas de seguridad y reglas de forma automática a través de puntos de control sin intervención manual minimiza de forma eficiente el riesgo de exposición a las últimas amenazas y vulnerabilidades a pesar de los entornos dinámicamente cambiantes.

Integración. La mayoría de los equipos usan un grupo de tecnologías diferentes que pueden o no pueden trabajar juntas para defender sus entornos. Cualquier integración entre estas herramientas es hecha típicamente de una vía —la visibilidad y análisis no está correlacionada y traducida a acciones para contener, detener el daño y prevenir futuros ataques automáticamente. Y los datos reunidos son usualmente en una captura de un momento específico, no continuamente actualizada para monitorear la actividad a medida que sucede.

Lo que se necesita es una herméticamente integrada arquitectura de seguridad corporativa que complemente visibilidad y análisis integrado con controles integrados automatizados y una política central de administración, monitoreo y distribución de reforzamiento de políticas. Las APIs abiertas extienden las capacidades de control para incluir infraestructura de seguridad existente y evolucionando.

Educación. Con la automatización e integración en el lugar, el personal experto puede ahora enfocar más de su atención en mantenerse actualizados con las últimas ameanzas y técnicas usadas por los atacantes para camuflar sus ataques, exfiltrar datos y establecer beachheads para ataques futuros. El desarrollo profesional continuo para permanecer actualizado en las mejores prácticas de seguridad así como también cómo optimizar las tecnologías de seguridad para una máxima efectividad asegura que las organizaciones estén obteniendo lo máximo de sus inversiones en seguridad de TI.

Con un enfoque en seguridad que incluye automatizacion, integración y educación, el control no es un sueño inalcanzable sino una realidad que es alcanzable y necesaria para detectar, entender y detener las amenazas.

This entry was posted in Artículos, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.