Google se queda sin tiempo en su batalla con la UE por manipular el ranking de sus rivales

Print Friendly, PDF & Email

La Comisión Europea, que puso en marcha en 2010 una investigación sobre las prácticas comerciales ilícitas de Google, acusa al gigante del Internet de violar intencionadamente los derechos de sus competidores rebajando sus posiciones en la lista de los resultados de búsqueda para dar sus propios servicios (como mapas y sitios de comercio electrónico).

En septiembre del año pasado Google propuso una solución alternativa a la batalla jurídico-administrativa, pero la Comisión Europea volvió a rechazar su oferta de paz. Antes de terminar el 2013 Joaquín Almunia, comisario europeo de competencia, tildó la propuesta de Google de “inaceptable”, advirtiendo que “queda poco tiempo” y que dentro de poco “será el momento de tomar decisiones”.

El semanario ‘The Sunday Times’ considera que a Google “le quedan pocas semanas” y recuerda que si es hallado culpable de violar las normas antimonopolio en el Viejo Continente, podría ser multado con un máximo del 10% de su facturación anual, o lo que es lo mismo, 6.000 millones de dólares. Los competidores, entre ellos los sitios web Yelp y Newtag, que se especializan en viajes, compras y entretenimiento, ya denunciaron que Google rebaja sus posiciones para desviar la atención de los usuarios de sus páginas y promocionar servicios similares a los suyos.

Almunia, conocido además por entablar batallas antimonopolio con empresas estadounidenses como Microsoft o Intel, se vio sometido a espionaje en los últimos años por parte de EE.UU., según documentos secretos sobre el espionaje masivo de Washington que Edward Snowden sacó a la luz a finales del año pasado.

This entry was posted in Artículos, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.