Hackeando el sol… Iluminación de bajo costo para todos

Print Friendly, PDF & Email

por Carlos Castillo para Manzana Mecánica
Un Litro de Luz es un invento del mecánico Alfredo Moser (Uberaba, Brasil), que en el año 2002 y después de varios apagones tuvo una brillante idea. Los materiales necesarios: una placa de metal, una botella de plástico, un poco de sellante de silicona, agua y un poco de lejía/cloro. Se trata de una ventana de luz de bajo costo que ocupa la difracción del agua para dar la apariencia de una ampolleta/bombilla de 40-60W.

El costo de producción e instalación es ínfimo y el de operación, cero. En Filipinas, la Fundación MyShelter la ha llevado a decenas de miles de hogares a través de una cadena distribuida/social de montaje e instalación.

Se trata de la versión más extrema de una serie de innovaciones sociales que buscan llevar luz eléctrica a familias que no la tienen, o para hogares para los cuales la cuenta de luz representa un gasto mayor dentro del presupuesto familiar.

Desde un punto de vista de sostenibilidad económica, uno de los más interesantes es IndiGo de Azuri Technologies. Su kit solar básico, una celda solar y dos lámparas, cuesta 120 dólares. Para pagarlo, las familias pagan 12 dólares y luego un mínimo de 1,20 dólares cada semana durante 90 semanas. El pago se realiza mediante una tarjeta que contiene un código que se ingresa en la unidad. Al terminarse el período de pago, la familia es dueña del kit solar. En ese momento, puede optar por quedárselo o darlo en parte de pago por un kit de mayor capacidad (por ejemplo, de cuatro lámparas).

IndiGo es un proyecto social pero no es de código libre. Dos proyectos que sí publican abiertamente sus especificaciones son BrightBox y SolarFlower. BrightBox es un producto de código libre que utiliza una celda solar y una batería de alta capacidad para dar varias horas de luz y electricidad, por ejemplo, para recargar un móvil/celular.

SolarFlower, también de código libre, es un sistema absolutamente genial detracking solar hidráulico. Está compuesto de un módulo de captura primario y uno secundario. El módulo primario puede usarse para producir electricidad o utilizar el calor concentrado para algún proceso (ej.: producir frutos secos). El módulo secundario utiliza una pequeña caldera con alcohol que se evapora cuando el sistema está en una cierta orientación, utilizando ese vapor para activar un mecanismo que reorienta el sistema siguiendo al sol durante el día. El módulo secundario no requiere electricidad y se auto-regula en forma autónoma.

Hackeando la gravedad

Finalmente, Gravity Light merece una mención aparte. Se trata de un simple mecanismo de polea y contrapeso con un generador eficiente que se puede fabricar a bajo costo. Levantar el peso toma 3 segundos y el sistema produce 25 minutos de luz o energía suficiente para operar una pequeña linterna o cargar un dispositivo móvil. Este invento se encuentra en primera fase de fabricación masiva tras una exitosa campaña de crowdsourcing en Indiegogo.

Vía: El ConfidencialNY Times.

This entry was posted in Artículos, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.