Investigación europea considera que actividades de la NSA parecen ilegales

Print Friendly, PDF & Email

 

Los programas de vigilancia masivos conducidos por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos y el GCHQ en Reino Unido parecen ser ilegales, asegura una investigación realizada por el comisión de libertades civiles del Parlamento Europeo.

Los programas han “sacudido profundamente” la confianza entre países que se consideran aliados, señala el informe conseguido por The Guardian. El relator asignado por la comisión para realizar la investigación, Claude Moraes, también condenó la forma en que periodistas han sido intimidados por las autoridades tras publicar las historias en base a los documentos entregados por Edward Snowden.

El parlamento espera que Snowden testifique sobre el caso a través de una videoconferencia desde Rusia, aunque no se sabe si el ex contratista de la NSA aceptará. Un total de 36 miembros del comité votaron a favor de escuchar a Snowden, mientras dos parlamentarios conservadores británicos votaron en contra.

El reporte entrega 116 conclusiones y recomendaciones, indicando que las agencias de inteligencia occidentales han estado involucradas en un espionaje “de escala sin precedentes y de una forma indiscriminada y sin base en sospechas”. También duda que la información recopilada solo se use para luchar contra el terrorismo, cuestionando la “legalidad, necesidad y proporcionalidad de los programas”.

Entre las recomendaciones, se solicita a EE.UU. y Europa prohibir la vigilancia y recopilación masiva de datos personales, advirtiendo que ésta tiene potenciales efectos severos sobre la libertad de prensa y potencial significativo de abuso de información contra oponentes políticos.

También llama a Estados Unidos a revisar sus leyes y que “reconozcan la privacidad y otros derechos de los ciudadanos europeos”. Cabe recordar que EE.UU. se ha defendido reiteradamente indicando que no espían a ciudadanos de su país, pero sí al resto del mundo.

Nueva Ley

Por otra parte, el Parlamento Europeo ha hecho un borrador de una nueva legislación que busca evitar el envío de datos privados a países fuera de Europa, y fijaría condiciones muy estrictas para la transferencia de información.

El consejero de privacidad de Google, Peter Fleischer, criticó en su blog personal la nueva posible legislación, asegurando que el proyecto está “muerto” y llamando a los políticos a volver a empezar de cero. Sin embargo, varios parlamentarios negaron que el proyecto se haya suspendido.

La comisaria de Justicia, Viviane Reding, señaló apenas un día antes que la Unión Europea debía moverse “a toda velocidad” para lograr un acuerdo de protección de datos. Aun así, hay dudas de que se alcance un acuerdo antes de las elecciones parlamentarias en mayo, debido a presiones de Reino Unido que ha solicitado una discusión con más tiempo.

 

LinkThe Guardian

This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.