La censura de internet ya es una realidad en Reino Unido

Print Friendly, PDF & Email

 

Siempre empieza de la misma forma, “por los niños”, por “la decencia”, por unos valores que no tienen por qué ser los mismos por los que tú te riges. La censura lleva con nosotros tanto como los sistemas políticos están integradas en nuestras sociedades. La censura es una herramienta que simplemente funciona, si no, se hubiese dejado de usar.

Recientemente Reino Unido obliga a los operadoras de internet a activar por defecto un filtro de internet que en teoría debería bloquear el acceso a webs con contenido pornográfico, para que “los niños” no se vean expuestos a este tipo de contenidos. Es noble proteger a nuestros más pequeños, es un instinto natural que todos tenemos. ¿Esto nos da derecho a censurar? ¿No debería estar por encima de todo la libertad y la educación de los niños?

Cuando la moralidad de unos, se superpone por encima de todo pasa lo que pasa, la censura por el bien de unos pocos, aunque sea por los más pequeños, se puede usar y se usará con otros motivos.

El sistema de bloqueo de pornografía de Reino Unido se está usando para censurar, de forma directa o indirecta, censura. Hemos conocido casos como algo tan absurdo como la censura de una web sobre educación sexual, pero ahora se conoce que la operadora Sky está bloqueando el acceso a sitios como el popular blog sobre P2P, descargas y copyright Torrent Freak.

No solo este filtro es un gasto de dinero absurdo y sin sentido más que por proteger una moralidad que da unos cuantos votos al gobierno de turno, se puede saltar sin mucho más que una extensión de navegador. Pero un caso como este en el que se está bloqueando un medio de información que da una voz a movimientos y acciones legales que normalmente están a favor de un control férreo del Copyright, se convierte en un ejemplo perfecto de censura.

Sí, siempre empieza con “debemos proteger a los que no se pueden proteger”. Bajo esta premisa, muchos países han iniciado acciones terribles, con mejor o peor intención, pero terribles. La censura es una de ellas y como demuestra este caso, se puede usar como arma política.

¿Por qué deberíamos estar realmente enfadados que una operadora de internet bloquee un sitio como TorrentFreak? Da igual que sea otro país, incluso da igual si las descargas y el copyright te dan igual, deberíamos estar muy enfadados porque se trata de un caso de censura. Si hoy es un blog de copyright, mañana es un blog acerca de política. Ese es el verdadero peligro.

Como el artista y activista Chino Ai Weiwei comentó en un artículo de hace un par de años «Censurar es decir: “Soy el que tiene la última palabra. Sea lo que sea que digas, la conclusión es mía.” Pero internet es como un árbol que crece. las personas siempre tendrán la última palabra – incluso si alguien tiene una voz débil. Tal poder se derrumba por un susurro.»

Internet no olvida, internet son personas y la censura no puede durar.

Link: Torrent Freak
Foto: Shorpy

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.