La gráfica de Netflix que demuestra que la neutralidad de la red es necesaria

Print Friendly, PDF & Email

netflix

En febrero conocimos que Netflix había llegado a un acuerdo con la operadora estadounidense Comcast para ofrecer un mejor servicio a sus clientes. Un acuerdo que volvió a reabrir el debate sobre la neutralidad de la red y sobre la necesidad (o no) de pagar a las telecos para que éstas prioricen el tráfico de determinados servicios o compañías.

Comcast fue la primera en hacer caja y el resto de operadoras estadounidenses podrían estar esperando su momento. Como muestra la gráfica que encabeza esta entrada, la velocidad de descarga de Netflix con los diferentes ISPs empeoró sustancialmente a partir de septiembre/octubre de 2013, cuando probablemente la compañía ya estaba negociando con Comcast las condiciones del contrato.

El anuncio de dicho acuerdo se produjo en febrero de 2014, pero es muy posible que ya desde principios de año fuese efectivo, a juzgar por el increíble crecimiento de la velocidad de descarga de Netflix en Comcast desde entonces.

En los casos de AT&T y Verizon podemos ver cómo esas velocidades continúan cayendo en picado, perjudicando principalmente a los usuarios actuales de Netflix. ¿Qué solución tiene entonces la empresa que dirige Reed Hastings? Pagar al resto de operadoras para que estas también prioricen el tráfico de Netflix y los usuarios puedan disfrutar de sus películas y series sin cortes. Verizon, por ejemplo, ya lo ha hecho.

Es triste, pero también una realidad. Al final lo que este tipo de acuerdos provocan es unadesigualdad de condiciones de uso según el ISP del usuario. La empresa que proporciona el servicio -Netflix- se ve perjudicada, los clientes también y las telecos abren su cartera para cobrar cientos de millones de dólares para que el tráfico de determinados servicios fluya con mayor rapidez. De ahí la importancia de la neutralidad de la red y de que los ISPs no tengan capacidad para priorizar a unos u otros. Aunque, pensándolo bien, quizás sea ya demasiado tarde.

Vía | Whashington Post

This entry was posted in Artículos, DD.HH., Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.