La justicia española deja sin internet a un usuario por compartir archivos P2P

Print Friendly, PDF & Email

Primer desconectado de Internet

La Audiencia Provincial de Barcelona ha enviado a la operadora gallega de cable R una instancia para cortar el acceso a Internet de uno de sus clientes convirtiéndose así en el primer desconectado de Internet en España por compartir archivos P2P.

La denuncia presentada fue inicialmente desestimada pero tras el recurso presentado por Sol Muntañola Abogados y su cliente Promusicae, en representación de la industria discográfica, y apoyada por EMI, Sony Music, Warner Music y Universal Music el juez ordenó desconectar de Internet al usuario nito75 del que tan solo sabemos que pertenece a la compañía R. El recurso presentado por estas compañías alude al artículo 138 de la Ley de Propiedad Intelectual:

El titular de los derechos reconocidos en esta Ley, sin perjuicio de otras acciones que le correspondan, podrá instar el cese de la actividad ilícita del infractor y exigir la indemnización de los daños materiales y morales causados, en los términos previstos en los artículos 139 y 140. También podrá instar la publicación o difusión, total o parcial, de la resolución judicial o arbitral en medios de comunicación a costa del infractor.

La legislación actual está siendo revisada para proteger todavía más a los autores.

Las primeras fuentes avisan de la falta de pruebas necesarias para determinar que este usuario compartiera archivos con ánimo de lucro. Y es que, según el juez, no es necesario probar el ánimo de lucro pare determinar su ilegalidad por el simple hecho de compartir archivos P2P de una manera masiva, y lo más importante, sin permiso, archivos musicales protegidos.

Pero es más llamativo el hecho de que no haya existido, al parecer, un juicio previo y que el usuario no haya tenido la posibilidad de recurrir esta sentencia. El primer desconectado de Internet ya es una realidad, todos temíamos esta noticia, pero lo más preocupante es la posible falta de transparencia en el proceso.

A la espera de conocer más detalles de esta sentencia, las consecuencias para el resto de usuarios son peligrosas al poder sentar jurisprudencia y darle alas a una industria incapaz de entender las necesidades de los usuarios para comenzar una caza de brujas contra todos los usuarios de Internet.

This entry was posted in Artículos, Ciencia. Bookmark the permalink.

Comments are closed.