La NSA está preocupada de que hackers con súper computadoras sean capaces de romper los estándares de cifrado actuales – Fayerwarer

Print Friendly, PDF & Email

En los próximos años, las súper computadoras podrían estar disponibles para los hackers, lo que facilitaría que rompan con los sistemas de seguridad actuales.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) es una de las entidades con mayor poder para recolectar y analizar información en todo el mundo. Esto, en teoría, para asegurar la seguridad de los Estados Unidos. Se trata, por ponerlo desde una perspectiva amigable, como de los chicos buenos del cuento. Pero de acuerdo a BGR.com, la NSA tiene una gran preocupación: que los hackers puedan hacer lo que ellos hacen.

La NSA estaría preocupada de que gracias al desarrollo de las súper computadoras, así como el relativo fácil acceso a ellas en un futuro cercano, los hackers puedan romper con los sistemas de cifrado actuales para realizar sus fechorías. De hecho, la NSA quiere hacer justo eso, romper la seguridad que protege las comunicaciones entre los usuarios y los diferentes productos y servicios que usan. Y también está buscando hacerse de equipos poderosos para realizar estas tareas.

Así que parece se trata de una carrera “armamentista” entre la NSA y grupos de hackers. La diferencia radica en que mientras los primeros buscan la seguridad de su nación; los segundos solo desean su propio beneficio y, en ocasiones, hacer daño.

No deja de ser un tema polémico por lo que implica para la privacidad del usuario común y corriente; quien es el que al final de cuentas sale perdiendo. Se espera que en los próximos 50 años este tipo de súper computadoras, empiecen a estar a disponibles para casi todos.

La NSA ya ha empezado a advertir a las empresas y gobiernos, que aumenten sus sistemas de cifrado para que estén listos en cuanto lleguen estos hackers con sus computadoras de alto desempeño.

This entry was posted in Artículos, DD.HH., Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.