Los puntos más polémicos de la Ley de Televisión Digital

Print Friendly, PDF & Email

VALPARAÍSO.- Fueron casi cinco años de tramitación, con cuatro trámites en el Congreso, pero finalmente hoy fue aprobada la Ley de Televisión Digital, que permitirá la masificación del nuevo estándar de televisión, incorporando mejoras en calidad pero también en la regulación sobre la TV abierta.

Es precisamente el tema de las regulaciones el que causó problemas en el Senado y la Cámara de Diputados, al punto de que la ley finalmente tuvo que pasar por Comisión Mixta, la cual generó el informe hoy aprobado.

¿Cuales fueron los puntos más controversiales? El principal es el de las concesiones. Bajo la nueva normativa se definen dos tipos de concesionarios: aquellos con “medios propios” (que obtendrán frecuencia de transmisión) y los de “medios de terceros” (que no reciben frecuencia). La extensión de la licencia varía entre ellos, ya que los medios propios la obtienen por 20 años mientras que los de medios de terceros sólo por 5.

Según se define en el informe de la Comisión Mixta, se tomarán medidas especiales para evitar laconcentración de medios, entre las que destaca el hecho de que una persona jurídica que posee una concesión de medios propios no podrá postular a una del mismo tipo, con una excepción: Televisión Nacional de Chile. Esta distinción ha sido tomada en algunos sectores políticos como una “discriminación arbitraria” a favor de la señal estatal.

Otro tema que generó discusión en el Congreso fue el de la transmisión de señales abiertas en los servicios de TV de pago. En la nueva ley se introducen dos nuevos conceptos: la retransmisión consentida y el “must carry”. El primero significa que ningún operador de TV de pago podrá transmitir una señal abierta sin permiso de quien tiene esa concesión, bajo dos condiciones previas: que tenga su señal 100% digital en un plazo de 5 años y que tenga cobertura de un 85% de la región elegida. Por otro lado el “must carry” obliga a los operadores de pago a transmitir cuatro señales regionales y/o comunitarias en cada zona donde opera, siendo esos canales elegidos por Consejo Nacional de Televisión.

La relación entre el Estado y la TV

Bajo la nueva normativa, el Consejo Nacional de Televisión verá sus capacidades ampliadas, tomando un rol activo en la relación entre el Estado y las señales de televisión abierta.

Según se detalla en el informe de la Comisión Mixta, será el CNTV el que velará por el pluralismo en la TV ya que “deberá adoptar medidas y procedimientos a fin de asegurar que en los programas de noticias, de opinión y de debate político que se emitan por cualquier canal de televisión, se respete debídamente el principio del pluralismo”.

El CNTV también será el encargado de velar por el cumplimiento de las leyes de propiedad intelectual y actores, y de traspasar a los concesionarios la estructura y contenidos de las campañas de utilidad pública, determinadas por el Ministerio Secretaría General de Gobierno. Según la nueva ley, las campañas deberán tener una duración máxima de un minuto por emisión, con un máximo de 21 emisiones semanales durante cinco semanas al año. Se podrá solicitar la extensión de una campaña, pero su emisión podrá ser cobrada, igual que una publicidad (previa aprobación del CNTV).

Finalmente se determinó que, desde la entrada en vigencia de la ley, los canales tendrán cinco años para concretar el traspaso de la totalidad de sus concesiones a digital (en el caso de aquellos que ya tienen licencias en la banda UHF, el plazo baja a dos años). Durante ese plazo, la señal análoga debe ser replicada en la digital (periodo conocido como “simulcast”).

Si es que terminan el traspaso a digital antes de ese plazo, podrán hacer el corte de la señal análoga antes de tiempo, previa aprobación de la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

This entry was posted in Artículos, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.