Los servicios de inteligencia ganaron la batalla… ¿Es momento de que los ciudadanos nos rindamos?

Print Friendly, PDF & Email

por Carlos Castillo para Manzana Mecánica

“Mediante la siguiente declaración, los ciudadanos del mundo presentamos nuestra rendición incondicional a los servicios de inteligencia y sus programas de espionaje. Quedan sin efecto el Artículo 12 de la Declaración de Derechos Humanos, la Cuarta Enmienda a la Constitución de EEUU, el Artículo 16 de laConstitución de los Estados Unidos Mexicanos, el Artículo 18 de la Constitución de la Nación Argentina, los Artículos 4 y 5 de la Constitución de la República de Chile, los incisos 10-12 del Artículo 5 de la Constitución de Brasil, el Artículo 16 de la Constitución de Colombia, etc.

Los gobiernos tienen a partir de este momento derecho a acceder a todos nuestros hogares, documentos, llamadas telefónicas, mensajes, e-mail y cualquier otra comunicación, sin necesidad de orden judicial ni control de ningún tipo. Confiamos en que nuestros gobernantes actuales y futuros no abusarán de este poder”.

Las sucesivas revelaciones de un ex-contratista de la Agencia de Seguridad Estadounidense (NSA) han presentado un panorama muy perturbador. Siempre con la venia de las tres ramas del gobierno, la NSA ha excedido con creces los límites legales que deberían regularla. El problema base es el tribunal FISA cuyas actas no son públicas y que ha autorizado a la NSA a acceder a todas las comunicaciones electrónicas que pasan por EE.UU., y a grandes volúmenes de tráfico en otros países. La Cuarta Enmienda, que especifica que solo son válidas las órdenes de registro que “describan con particularidad el lugar que deba ser registrado y las personas o cosas que han de ser detenidas o embargadas”, se ha visto absolutamente re-interpretada como algo que permite órdenes de registro del tipo “los datos de todas las llamadas de todos los suscriptores de un cierto proveedor de telefonía móvil.”

En este panorama, hay mucha gente que ha reaccionado de formas muy contraproducentes. Por un lado están los que dicen que esto no cambia nada, que siempre se ha sabido que los servicios de inteligencia no respetan la ley. Estos son los mismos que meses atrás hubiesen tildado de “teoría de la conspiración” a cualquier información que dijera lo que ahora sabemos que es cierto.

Por otro lado, están los que dicen que en estas circunstancias, si todos los gobiernos y corporaciones espían a los ciudadanos, no hay nada que hacer. Nuestras elecciones no cuentan para nada: los ciudadanos no podemos ganar esta guerra.

Ambos se equivocan.

Esta guerra recién comienza

Sun Tzu en el Capítulo III del arte de la guerra escribió que la mejor victoria es cuando rompes la resistencia de tu enemigo sin luchar… cuando tu enemigo se rinde por sí mismo antes de que comiencen las hostilidades.

Hasta hace poco, muchas personas ni siquiera sabían a ciencia cierta que esto estuviese sucediendo. El solo hecho de que se conozca lo que los servicios de inteligencia hacen ya ha generado una respuesta bastante potente. Por ejemplo, en EE.UU. la ley PATRIOT, creada después del ataque contras las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, probablemente no será renovada cuando expire el 2015.

Además, a pesar de que la NSA ha trabajado para debilitar o romper estándares en criptografía, muchas de las herramientas disponibles actualmente imponen barreras insalvables o muy costosas a potenciales espías (gubernamentales o corporativos).

Existen herramientas libres y gratis que hacen que violar tu privacidad no sea un asunto fácil. Haz uso de ellas.

Por ejemplo TrueCrypt es un programa de encriptación de disco libre y gratis con denegabilidad perfecta (es decir, nadie puede demostrar ni siquiera que los datos existen) que hace que tus datos sean extremadamente costosos de acceder. Comparado con tener un disco que cualquiera puede extraer de tu computador/laptop y leer, es una mejoría notable.GibberBot es un programa de mensajería seguro para Android, libre y gratis también, que es muy fácil de usar y que usa encriptación punto-a-punto que ni los mismos creadores de GibberBot pueden leer.

Hay muchas otras formas de continuar protegiendo tu privacidad. Muchas de ellas son fáciles de usar, y son necesarias para proteger tu intimidad y privacidad y la de quienes te rodean. Si tú no te proteges a ti y a tus cercanos, nadie lo hará por ti.

Más importante que eso, dado que la discusión sobre privacidad está recién comenzando, no es el momento de levantar la bandera blanca. Al contrario, es el momento de activarse, de contactar al diputado o senador que representa tu circunscripción, de levantar la conversación con amigos, en tu lugar de estudios, en tu trabajo; de asistir a foros y estar listos para las acciones que vengan a continuación.

¿Por qué no podemos simplemente renunciar al derecho a nuestra vida privada? Fundamentalmente, porqueeste derecho ni lo ganamos nosotros ni lo disfrutaremos solo nosotros. Como muchas otras cosas, mucho antes de que naciéramos otros crearon estos espacios, estas leyes, no solo para ellos, sino también para quienes les seguirían. Nosotros no podemos ceder lo que ellos nos legaron, sino al contrario fortalecer y expandir estos espacios de libertad.

This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.