Los servicios de música en streaming, la clave para reducir las descargas en Noruega Xataka

Print Friendly, PDF & Email

Mbwnorway 768x576

¿Cómo reducirías las descargas sin permiso de material con derechos de autor? En España, por ejemplo, el Gobierno ha optado por introducir una legislación más agresiva contra las páginas webs que facilitan este tipo de acciones. En Noruega, la aproximación ha sido totalmente distinta: ofrecer al usuario más alternativas para que consuma contenidos de forma que sus autores se vean compensados por ello.

En un reciente estudio que acaba de publicar la International Federation of the Phonographic Industry (IFPI) noruega y del que se hacen eco en Music Business Worldwide se refleja cómo los jóvenes de menos de 30 años que se descargaban música en 2009 eran el 80%. En 2014, la cifra ha disminuido notablemente y se ha quedado en el 4%. De hecho, el 75% de las ganancias de este sector en Noruega proceden de servicios de streaming.

¿Están estos dos números relacionados? Según la responsable de IFPI en Noruega, sí: “Ahora ofrecemos servicios que son mejores y más user-friendly para el usuario que las plataformas ilegales… En los últimos cinco años hemos eliminado virtualmente las descargas ilegales en la industria musical”. Es más, de los menores de 30 años encuestados para el estudio, tan sólo un 1% reconocía que las descargas eran su principal forma de obtener música.

Bueno para los artistas… ¿o no?

Norwayvalue 768x576En azul, beneficios totales. En verde, beneficios de la música digital

Aunque todo son lecturas positivas para la IFPI, en Torrent Freak se hacen eco de un dato preocupante para los artistas: hay menos descargas, sí, pero esto apenas se ha notado en los ingresos. En 2009, las ganancias del sector el Noruega fueron de unos 76 millones de dólares (592 millones de NOK), mientras que en 2014 esta misma cifra apenas ha ascendido, quedándose en 77,1 millones de dólares (601 millones de NOK).

Lo poco que pagan los servicios de streaming de música suele ser una queja habitual entre los artistas. El pasado mes de noviembre, Taylor Swift anunció que dejaba Spotify precisamente por este motivo. Sin embargo, desde la IFPI son optimistas: aseguran que el streaming está todavía “en su infancia” y que, en cuanto los usuarios de más edad den también el salto a este modelo, veremos un cambio en la distribución de beneficios.

Vía | Music Business Worldwide

This entry was posted in Artículos, Propiedad Intelectual, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.