Marcha contra el control informativo: “Seis empresas poseen el 90% de los medios”

Print Friendly, PDF & Email

La manifestación, que se organizó gracias a las redes sociales como Facebook, se ha convocado en ciudades de Canadá, EE.UU., Australia y el Reino Unido.

En cada uno de los países donde se celebra esta protesta los manifestantes se han congregado cerca de lugares donde se encuentran las oficinas de los principales medios de comunicación. Por ejemplo, en el Reino Unido una multitud se reunió frente a las oficinas centrales de la cadena BBC, muchos de ellos con las máscaras de Guy Fawkes que popularizó Anonymous.

BBC don’t contextualize the news at all says one protestor. #occupythebbc #bbcprotest pic.twitter.com/CjWxjW7JSU

— Louis Waters (@Loudwr) November 16, 2013

Según explicó al portal Digital Journal, el organizador de la marcha, Andrew V. Pontbriand, el objetivo de esta protesta pacífica es denunciar la falta de fuentes alternativas de información y mostrar al mundo que los medios protegen ciertos intereses, sobre todo de EE.UU.

“La corriente principal de los medios de comunicación controla los informativos y por lo tanto controla la narrativa nacional”, afirmó durante la entrevista.

“Únicamente seis empresas poseen el 90% de los principales medios de comunicación”, agregó.

#OccupyTheBBC #bbcprotest @OccupyLondon @BanTheBBC pic.twitter.com/KygMTATQJW

— Wake Up UK (@Shellspeare) November 16, 2013

Los manifestantes en EE.UU. denuncian que hay historias importantes, como la de Bradley Manning, que no han tenido la cobertura necesaria en el país norteamericano.

“He venido aquí a pedirles a los ciudadanos que despierten […], a decir que ya no podemos confiar en los medios. Únicamente dicen mentiras”, dijo a RT Crystal Parada, que participa en la marcha convocada en Miami.

Pontbriand, presentador de radio y bloguero, señaló que otra de las finalidades es concienciar de la existencia de medios de comunicación alternativos.

RT, Democracy Now! y Resistance Journals fueron algunos de los medios recomendados por el organizador de la protesta. Sin embargo, subrayó que “corresponde al espectador decidir en última instancia si la información presentada es exacta y si uno se puede fiar de ella o no”.

This entry was posted in Artículos, Cultura. Bookmark the permalink.

Comments are closed.