The Mask, los países hispanos también espían y a lo grande

Print Friendly, PDF & Email

The Mask, los países hispanos también espían y a lo grande

Kaspersky Lab ha destapado The Mask (La Máscara), una de las operaciones globales de ciberespionaje más avanzada de la historia, desarrollada y dirigida desde un país de habla hispana que la firma de seguridad no ha querido revelar.

Cuando llevamos meses comentando las ‘hazañas’ de la agencia estadounidense NSA, su homóloga británica y otros tres países anglosajones, nos llega información de esta The Mask la primera campaña masiva de ciberespionaje iniciada desde un país de habla hispana.

“La máscara” llevaría en marcha desde 2007, con objetivos principales en agencias a instituciones gubernamentales, empresas especialmente las del sector energético, representaciones diplomáticas y embajadas, y otras organizaciones y grupos activistas.

Kaspersky ha encontrado víctimas en al menos 31 países incluyendo toda Latinoamérica, europeos como España, Oriente Medio y África, especialmente en Marruecos. La firma de seguridad habla de una complejidad desconocida en el conjunto de herramientas utilizadas por los atacantes. Esto incluye un programa malicioso extremadamente sofisticado, un rootkit, un bootkit, versiones para Windows, Mac OS X y Linux y posiblemente ediciones para Android y iOS (iPad / iPhone).

El principal objetivo de los atacantes ha sido recopilar datos sensibles de los sistemas infectados. Estos incluyen documentos de oficina, claves de cifrado, configuraciones VPN, claves SSH y archivos RDP utilizados por el cliente de escritorio remoto para abrir automáticamente una conexión a la computadora.

“El nivel de seguridad operacional, la gestión de la infraestructura y la complejidad de las herramientas utilizadas no son normales en grupos de cibercrimen”, explican desde Kaspersky Lab para asegurar que la campaña está patrocinada por un estado que además es de habla hispana, aunque éste no ha sido revelado.

The Mask, los países hispanos también espían y a lo grande

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.