Metadatos de llamadas revelan información demasiado sensible, según estudio

Print Friendly, PDF & Email

 

El presidente de los Estados UnidosBarack Obama, suele argumentar como defensa de los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que no acceden “al contenido” de una llamada telefónica, sino que ‘simplemente’ a los metadatos (datos acerca de los datos, como por ejemplo la hora de la llamada). Un argumento que también lo entregan las cortes federales.

Sin embargo, son numerosos los expertos que afirman que los metadatos son suficientes para revelar muchas cosas que deseas mantener en privado. El último estudio consistió en que 546 voluntarios permitieron que dos académicos de Stanford, Jonathan Mayer y Patrick Mutchler, accedieran a los metadatos de sus llamadas telefónicas.

La investigación busca responder si se puede deducir información relevante con los metadatos, en el marco del hecho que las agencias de inteligencia de Estados Unidos recolectan los metadatos de prácticamente todos los usuarios de Internet y de celulares, sin importar si son sospechosos de un delito o no.

Como era de esperarse, solo con los metadatos se puede deducir información extremadamente sensible y privada de las personas analizadas. Por ejemplo, una de las participantes “tuvo una larga conversación con su hermana una mañana. Dos días después llamó varias veces a una clínica abortiva local, luego volvió a llamar cortamente dos semanas después, y finalmente llamó otra vez un mes después“.

Otro de los participantes, a lo largo de tres semanas, “se contactó con tiendas de mejoramiento del hogar, cerrajeros, un vendedor de sistemas hidropónicos, y una tabaquería“.

Un tercer ejemplo fue un participante que “se comunicó con múltiples grupos de ayuda de enfermedades neurológicas, una farmacia de especialidades, un servicio de atención de enfermedades raras, y un centro de llamadas dedicado a tratar con recaídas de esclerosis múltiple“.

Si bien Mayer reconoció con el periódico The Guardian que la muestra no es estadísticamente representativa de la población de Estados Unidos, además de que contaban con información adicional como que los usuarios usaban un teléfono con Android y tenían con una cuenta de Facebook, advirtió que los resultados “sugieren fuertemente lo delicado de la información de las bases de datos de la NSA y las operadoras telefónicas“.

Link: The Guardian

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.