Neutralidad de la red: el 12 de julio, la red vuelve a la carga – Enrique Dans #Hackeaelsistema

Print Friendly

JULY 12TH: INTERNET-WIDE DAY OF ACTION TO SAVE NET NEUTRALITY

Los planes de Donald Trump para acabar con la neutralidad de la red, que comenzaron inmediatamente después de su llegada a la Casa Blanca con la designación de Ajit Pai, anteriormente abogado y lobbista de Verizon, como director de la FCC, van a encontrarse finalmente con una contestación: una jornada de lucha en internet en la que una gran cantidad de páginas desplegarán consignas a favor de la neutralidad de la red, y que acaba de recibir el apoyo de gigantes como Google o Facebook.

Envidio la manera en la que los norteamericanos son capaces de movilizarse y organizarse para luchar contra cuestiones importantes como esta. A partir de una definición que muchos, intencionadamente, pretendieron convertir en confusa y tachar de “reivindicación de frikies“, la lucha por la neutralidad de la red ha conseguido reunir a buena parte de la sociedad civil y ha conseguido crear una campaña que recibe el apoyo de las empresas de internet, y que termina por convertirse en un clamor, clamor que todos los medios de comunicación tienen que recoger, y que resulta difícil de ignorar. No lo olvidemos: la neutralidad de la red es lo que evita un control omnímodo de internet por parte de las empresas de telecomunicaciones, que sin ella podrían hacer y deshacer a su antojo, ralentizar unos sitios o privilegiar otros en función de los acuerdos que tuviesen con ellos, o incluso bloquear o enviar sitios a tramos con precios diferentes, condenándolos de manera efectiva al ostracismo. Todo lo contrario a lo que internet es y representa.

El sistema de democracia representativa norteamericano, en el que todo ciudadano puede enviar a su representante, al congresista o senador específico que le representa ante el Congreso o el Senado, hace el resto: todo norteamericano que, el día 12, se encuentre con los banners u otros modos de protesta que las páginas que visita habitualmente deseen mostrar, podrá enviar desde las mismas una carta a sus representantes demandando que los planes de Donald Trump sean detenidos. En Europa, con una sociedad civil con una conciencia de movilización prácticamente inexistente, este tipo de iniciativas son imposibles de organizar, y terminamos encontrándonos con que los lobbies organizados por empresas con amplios presupuestos para ello acaban haciendo lo que les viene en gana.

A lo largo de los años, he participado en infinidad de campañas para intentar defender derechos civiles en internet en España. He llegado a ser considerado “una interferencia” en el Senado precisamente en la presentación de una moción que conminaba al gobierno a proteger la neutralidad de la red (moción que el gobierno terminó ignorando completamente, prueba clara de la escasa calidad democrática de nuestro país), y soy cada día más pesimista con respecto a la capacidad de movilización de la sociedad en la que vivo.

En el caso norteamericano, nos encontramos con una campaña durísima, en la que las empresas de telecomunicaciones han llegado incluso al punto de inundar el sitio que la FCC estaba obligada a ofrecer para la recogida de comentarios públicos con miles de comentarios falsos creados por bots con nombres de usuarios que, en muchos casos, aseguraron no haber participado en ellos, con la idea de que los comentarios legítimos de protesta de los usuarios quedasen sepultados, fuesen imposibles de procesar o se viesen como iniciativas poco serias.

El próximo día 12 de julio, los norteamericanos llevarán a cabo una jornada de lucha para defender la neutralidad de la red, algo que consideran fundamental para que internet siga siendo lo que ha sido: un lugar en el que las buenas ideas pueden prosperar, independientemente de quien esté detrás de ellas, y en el que un clic es igual a otro clic y llega siempre a su destino a la velocidad que tengas contratada, sin que nadie pueda interponerse negociando acuerdos preferentes que privilegien a unos o penalicen a otros. Un día para la protesta, para la reivindicación y para la defensa de los derechos civiles, que está por ver cómo decidirá afrontar la administración Trump. Si ese día, en los sitios que visitas habitualmente en la red, te encuentras notificaciones, vídeos previos a la carga de la página o banners hablando del tema, que no te pille de sorpresa: los norteamericanos están defendiendo cuestiones importantes para las que en otros sitios no sabemos movilizarnos ni cómo defender.

 

This entry was posted in Artículos, DD.HH., Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Deja un comentario