Nomanini: un negocio en una caja

Print Friendly, PDF & Email

por Cristian Bravo-Lillo para Manzana Mecánica

 

 

 

 

Una pequeña caja naranja que comenzó en Sudáfrica está haciendo su camino a través del continente.

Nomanini es una empresa social que vende un “negocio en una caja”. El dispositivo portable y naranja es llamado Lula, y trabaja como una máquina expendedora digital para vender tickets pre-pagados para tiempo de conexión, electricidad, agua y seguros.

Hoy [27 de julio de 2013], la compañía anunció que se expandirá a Kenia a través de un acuerdo con Bambakenya, un proveedor local de conectividad inalámbrica. Bambakenya compró 20 terminales como parte de un programa piloto, y usará un montón de terminales Lula para expandir su distribución. Nomanini dijo que este es el primer paso de un plan más grande para su expansión geográfica, y también está buscando acuerdos comerciales con Zambia, Nigeria y Tanzania para alimentar su crecimiento.

El Banco Mundial describió los servicios financieros de África como “inadecuados e inaccesibles”. No hay una infraestructura bancaria fuerte y la mayor parte de la gente no tiene computadores, acceso a Internet, o teléfonos inteligentes. Como resultado, los pagos móviles se están expandiendo explosivamente. Informa Telecoms & Media pronostica que el número de suscripciones móviles en África alcanzará los mil millones antes del fin de 2015. Pagar cuentas a través de la compra de tarjetas con servicios móviles pre-pagados es popular en África porque no requiere de acceso a Internet o una cuenta bancaria.

Sin embargo, llegar a los clientes continúa siendo un desafío. Los tickets tradicionalmente se venden en tiendas, pero el fundador de Nomanini, Vahid Monadjem, vio una oportunidad de mejorar el acceso y distribución dándole a la gente herramientas para vender en cualquier lado.

“Hay alrededor de 200.000 minibuses conduciendo alrededor de Sudáfrica, prestando servicios a 20 millones de pasajeros cada día”, Monadjem contó a VentureBeat. “Se me ocurrió que la venta de tickets prepagados podría ser más eficiente si desarrolláramos una solución que pudiera ser distribuida a personas en estos minibuses. No sólo estarías prestando un servicio realmente importante a personas viviendo en la base de la pirámide [económica], sino también estarías dándole a un sector masivo el beneficio de ingresos adicionales”.

Los dueños pueden vender tickets en cualquier parte, en minibuses, en sus hogares, o incluso caminando en la calle. Ellos depositan sus ingresos en una cuenta Nomanini para recargar el terminal y ganan una comisión en todas sus ventas. El terminal cuesta alrededor de 200 dólares y está “construido como un camión” para soportar todo lo que África pueda tirarle encima. La gente lo usa para suplementar sus ingresos. En diciembre de 2012, 40.000 personas compraron tiempo de conexión a través de Lula.

Nomanini fue fundada en Sudáfrica en 2011, y Monadjem dijo que la compañía ha recibido mucho interés de la gente alrededor de toda África. Formando alianzas locales, como con Bambakenya, incrementa las habilidades de distribución de Nomanini porque la compañía tiene aliados en nuevos mercados que también invierten en publicitar el producto.

Imagen: Google Africa Blog
Artículo original: VentureBeat

This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.