NSA está espiando y registrando todas las llamadas por celular de las Bahamas

Print Friendly, PDF & Email


Hoy apareció en The Intercept, el sitio del ex periodista de The GuardianGlenn Greenwald, un nuevo reportaje sobre el masivo programa de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional donde revelan que la agencia está interceptando, grabando y archivando durante un mes de forma secreta virtualmente todas las llamadas de teléfonos móviles de la nación de Bahamas.

Según los documentos filtrados por Edward Snowden, este programa de vigilancia es parte de un sistema ultra secreto de nombre código SOMALGET que fue implementado sin el conocimiento ni el consentimiento del gobierno de las Bahamas.

La agencia norteamericana habría logrado inmiscuirse en las redes celulares del país a través de un acuerdo de cooperación entre el gobierno de las Bahamas con la agencia antidrogas norteamericana, la DEA, obteniendo así el acceso a todo el registro en audio de todas las llamadas por celulares realizadas en el interior del país.

SOMALGET sería parte de un programa de espionaje mucho más amplio de la NSA llamado MYSTIC, el que sería utilizado para monitorear de forma secreta los sistemas de telecomunicaciones de otros países como México, Filipinas y Kenia.

Eso sí, la diferencia está en que MYSTIC “solo” recopila metadatos (un eufemismo pues hemos dicho reiteradas veces lo peligroso que es recolectar metadatos) mientras que SOMALGET sería capaz de registrar el contenido de todas conversaciones realizadas al interior de un país.

mystic_somalget_final

Lo otro que causa preocupación de las revelaciones de Snowden es que SOMALGET no estaría siendo ocupada exclusivamente para ‘capturar a malvados terroristas’, sino que también para localizar “narcotraficantes internacionales y contrabandistas de objetos especiales“, o sea, para delitos comunes y no solo para desarticular atentados terroristas o interceptar armas de destrucción masiva.

Cabe recordar que por su cercanía, las Bahamas tienen una relación muy estrecha con los ciudadanos estadounidenses con unas cinco millones de visitas turísticas cada año, incluyendo incluso a personas que tienen casa ahí como Bill Gates y Oprah Winfrey. ¿Que dirán al saber que cada una de sus conversaciones telefónicas en la isla fue interceptada y almacenada durante un mes?

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.