NSA y FBI espiaron a estadounidenses inocentes debido a su raza y religión

Print Friendly, PDF & Email

Al menos cinco ciudadanos estadounidenses, todos musulmanes, fueron objeto de actos de espionaje ilegal de la NSA y el FBI efectuados entre 2002 y 2008 con el pretexto de identificar a posibles terroristas y espías extranjeros, afirma en su artículo el periodista Glenn Greenwald basándose en los documentos que le entregó Edward Snowden el año pasado y en su propia investigación.

Entre las víctimas de espionaje ilegal se encuentran Faisal Gill (asesor principal del Departamento de Seguridad Interior de la Administración de George W. Bush), Asim Ghafoor (un prominente abogado que trabaja con clientes involucrados en casos de seguridad nacional), Nihad Awad (director ejecutivo del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas), Hooshang Amirahmadi (profesor de la Universidad de Rutgers) y Agha Saeed (exprofesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de California y defensor de las libertades civiles de los musulmanes estadounidenses). 

Todos ellos aparentemente fueron vigilados debido a su religión y sus actividades profesionales, ya que ni durante los seis años de espionaje que cubre la lista entregada por Snowden ni posteriormente ninguno de ellos fue acusado de delito alguno, escribe el investigador. Los cinco estadounidenses musulmanes llevan una vida pública ejemplar y muy activa, ocupando cargos importantes, incluso en las estructuras de seguridad. Todos insisten en negar cualquier participación en actos de terrorismo o espionaje y ninguno de ellos defiende la yihad violenta. 

La lista filtrada incluye 7.485 direcciones de correo electrónico, muchas de las cuales pertenecen a extranjeros que el Gobierno de EE.UU. creía que podían estaban vinculados a Al Qaeda, Hamás y Hezbolá. 

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.