Obama no se compromete con las grandes empresas de internet

Print Friendly, PDF & Email

La reunión ayer del presidente de EE.UU. con figuras importantes dentro de las que quizá sean las 15 empresas más grandes del sector de internet en este país, parece que no ha salido nada bien.

Aunque la reunión según se comenta se centró en el problema de Barack Obama con la web de HealthCare.gov, los participantes querían hablar del tema que más les preocupaba, el espionaje y la monitorización de las redes de estas grandes multinacionales y a sus usuarios (clientes en realidad). “Obama no se comprometió a un plan de acción para abordar las preocupaciones de las empresas” es lo único que se ha filtrado de la reunión que se celebró de forma privada, aunque el comunicado oficial es mucho más neutral.

Obama dejó claro que tendrá en cuenta sus aportaciones, así como la entrada de otras partes interesadas externas en cuanto finalicemos nuestro análisis de los programas de inteligencia

El gran problema es que estas 15 empresas, potencias en las comunicaciones en EE.UU. y en el resto del mundo, es que no pueden defenderse directamente en un tema que alcanza la seguridad nacional.

Obama defendió el trabajo de la NSA indicando que es necesario para evitar otro ataque terrorista, aunque indicó que propondrá algunos límites para frenar la vigilancia de los ciudadanos estadounidenses. En cualquier caso, no hay detalles de cuáles serían estas medidas.

Recordemos que estos son los cinco puntos en los que estas empresas quieren que el gobierno de EE.UU. tome alguna acción:

  1. Limitar la autoridad del Gobierno para recolectar información de usuarios.
  2. Vigilancia y responsabilidad.
  3. Transparencia sobre las demandas del gobierno.
  4. Respetar la libre circulación de la información.
  5. Evitar conflictos entre gobiernos.

Son cinco puntos más que válidos que protegen a estas empresas y también a los usuarios que no tienen culpa del mal uso que se le pueda dar por algunos individuos.

El mayor problema de esta reunión es que parece ha sido más un golpe de efecto para “hacerse la foto”, además de hacer presente la fuerza de algunas figuras tecnológicas en la política norteamericana.

Link: Bloomberg

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.