Portal de Transparencia y los poderes del Estado

Print Friendly, PDF & Email

La transparencia del Estado y el derecho de acceso a la información pública son valores esenciales en una democracia moderna y forman parte de la senda modernizadora que en este ámbito ha experimentado Chile en los últimos años, desde la promulgación de la Ley de Transparencia en agosto de 2008.

La implementación de políticas de transparencia, con instituciones públicas abiertas y dispuestas a enfrentar las demandas de información de la ciudadanía, fortalece nuestro sistema democrático, pues contribuye a la construcción de confianza y credibilidad en los órganos del Estado y sus autoridades.

Bajo esa óptica, la labor del Consejo para la Transparencia (CPLT) ha sido consistente en cuanto a promover, garantizar y fiscalizar el cumplimiento de la Ley de Transparencia.

En esta tarea, la tecnología ha sido una gran aliada y nos ha permitido ampliar las fronteras de esta política. Por una parte, ha facilitado el acceso de las personas a la información pública, permitiéndoles obtener —vía internet— antecedentes y documentos de la administración central y municipal, favoreciendo su participación, seguimiento y control en el proceso de gobierno. A su vez, la combinación de transparencia y tecnología ha brindado a las instituciones la oportunidad de ser más abiertas, accesibles y responsables en la entrega de la información en sus páginas web.

El Portal de Transparencia del Estado de Chile, iniciativa impulsada por el Consejo para la Transparencia en colaboración con el Gobierno, es una plataforma tecnológica al servicio de los ciudadanos que, en sus pocos meses de existencia, ha tenido una positiva y progresiva adhesión de diferentes organismos públicos y municipalidades, lo que se ha traducido en que, actualmente, los chilenos puedan acceder a través de esta ventana virtual a la información pública de cerca de una veintena de instituciones estatales y 115 municipios.

La interacción ciudadana, a su vez, ha ido creciendo paulatinamente y las cifras así lo demuestran. A la fecha, ya ha recibido 2.539 solicitudes de información y, en los últimos tres meses, se han registrado, en promedio, más de 10 mil visitas mensuales.

En esta progresiva demanda de las personas por obtener respuesta a sus requerimientos, la agilidad del servicio resulta vital: quienes recurren al portal están recibiendo respuesta a sus solicitudes en un plazo de 18 días, como promedio. Su diseño amigable y simple, y el uso de un lenguaje ciudadano han permitido a las personas acceder, consultar en línea y solicitar la información requerida en pocos y rápidos pasos.

Cuando iniciamos este ambicioso proyecto, nuestro foco estuvo puesto en el gobierno central y las municipalidades, donde hemos avanzado sostenidamente y con buenos resultados. Una primera señal potente de afianzamiento de la transparencia fue la confianza que el Gobierno depositó en el Consejo al delegarle completa y con total autonomía la administración del portal.

Hoy se inicia una nueva etapa. Una fase que encarna y releva el compromiso del Estado de Chile con la transparencia y el derecho de acceso a la información pública de la ciudadanía. El compromiso que suscribirán hoy el Senado, la Cámara de Diputados, el Poder Judicial y la Contraloría General de la República de sumarse, voluntaria y soberanamente, al Portal de Transparencia del Estado es una nueva señal potente de que la transparencia está en un derrotero de franca consolidación en nuestro país.

La confluencia de todos los poderes del Estado en el portal, la que debiera completarse durante el próximo año, constituye una clara evidencia de la voluntad que todos los actores tienen a favor de avanzar hacia instituciones más transparentes y cercanas a una ciudadanía cada vez más exigente e informada.

Tenemos la convicción de que su incorporación a esta plataforma tecnológica al servicio de las personas, ayudará no solo a la modernización de las entidades públicas, sino que también facilitará y renovará la comunicación democrática durante todas las etapas de los procesos legislativo, judicial y fiscalizador.

Este paso, sin duda, relevará la transparencia a su sitial como valor esencial del Estado chileno y contribuirá a robustecer nuestra democracia.

Jorge Jaraquemada R.
Presidente del Consejo para la Transparencia

This entry was posted in Artículos, Gobierno. Bookmark the permalink.

Comments are closed.