Rusia prolonga el refugio temporal de Edward Snowden por tres años

Print Friendly, PDF & Email

El Servicio Federal de Migración de Rusia ha aprobado este jueves la petición del exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden de prolongar su asilo temporal en Rusia, según informa el abogado del extécnico, Anatoli Kucherena.

“Es imposible la extradición de Snowden a EE.UU.”, aseguró el abogado.

Rusia prolonga tres años el asilo temporal a Edward Snowden, según ha afirmado el abogado del extécnico este jueves en rueda de prensa.

“El primero de agosto obtuvo un permiso de residencia por un período de tres años”, afirmó.

Kurcherena explicó que Snowden puede reclamar la ciudadanía rusa en el futuro. “También puede moverse libremente por el país y viajar al extranjero, pero por un período no superior a tres meses, ya que, según la ley, los permisos de residencia pueden ser revocados”, recordó.

El abogado indicó que ayudó a Snowden a formalizar su permiso de residencia. “Fue mi iniciativa, porque un asilo temporal exige renovación anual”, subrayó.

Snowden lleva una vida modesta y aprende ruso. Adopta todas sus decisiones sobre viajes en Rusia por sí mismo. “Él decide qué visitar, cómo moverse. Se mueve libremente, visita museos, va de compras, visita teatros. No es ningún secreto”, asegura Kucherena. “Lleva una vida bastante modesta porque piensa en todo momento sobre su seguridad”, añade.

“No tiene protección estatal y no la puede tener. Hay una gran cantidad de trámites burocráticos necesarios para formalizar la protección estatal. Hasta la fecha se encuentra protegido por una estructura de seguridad privada”, afirma.

El 23 de junio se cumplió un año del aterrizaje en Moscú del antiguo empleado de la CIA, que reveló el espionaje a gran escala del Gobierno de EE.UU. Tras pasar más de un mes en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo, el 1 de agosto de 2013 Snowden recibió asilo temporal en Rusia, que le faculta para trabajar y vivir en el país.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.