‘Satélites espía’ de Sillicon Valley observarán la Tierra de manera intensiva

Print Friendly

Aunque las primeras fotografías científicas útiles de la Tierra captadas desde el espacio se empezaron a  tomar hace solo medio siglo, ahora las imágenes están en todas partes: en Internet, en aplicaciones de teléfonos móviles, en las noticias… La mayoría de estas imágenes son proporcionadas por Google Earth, quien a su vez adquiere muchas de ellas de Digital Globe, una corporación pública estadounidense valorada en cerca de 3.000 millones de dólares y con sede en Colorado, contratista, asimismo, del Departamento de Defensa de EE.UU.

Ahora, las empresas Urthecast, Planet Labs, y Skybox, pretenden irrumpir con fuerza en el mundo de la información cartográfica, poniéndoselo difícil a Google Earth, tal como revela el periodista Robinson Meyer en un artículo publicado en la revista ‘The Atlantic’.

De acuerdo con Scott Larsen, cofundador de la empresa Urthecast, “Google Earth agudizó el apetito de los consumidores por las fotografías de la Tierra tomadas desde el espacio”. No obstante, las capturas que podemos encontrar hoy por hoy en nuestros navegadores se están quedando obsoletas, como recuerda Larsen, para quien su compañía será capaz de obtener “imágenes que nadie haya visto jamás”.

Urthecast es una de las tres compañías establecidas en Sillicon Valley, California, que ahora miran hacia el cielo listas para lanzar cámaras o lo que algunos expertos consideran “satélites espía” a la atmósfera, con el objeto de convertirlas en un gran negocio. La empresa, por ejemplo, planea instalar dos cámaras, una para imágenes fijas y otra de vídeo, en la Estación Espacial Internacional y transmitir las fotografías y vídeos usando las antenas de la Agencia Espacial Rusa, que colaboraría en el proyecto a cambio de reservarse para sí todas las imágenes de Rusia que la empresa capte. Agencias de noticias y cadenas de televisión, empresas de entretenimiento o desarrolladores de aplicaciones web ya están en conversaciones con Urthecast: incluso, según Larsen, la empresa ya ha firmado un acuerdo de suministro de imágenes con Naciones Unidas.

Por su parte, Planet Labs, lanzará 28 satélites, cada uno del tamaño de un gnomo de jardín, en una órbita baja, con los que controlará de manera inmediata la mayor flota de satélites privados de observación terrestre jamás creada.

Por último, SkyBox, espera poder poner en órbita tan solo dos satélites este año, si bien proyecta realizar algo similar a la nube de Amazon, un negocio exitoso y muy lucrativo: en 2012, Amazon Web Services obtuvo 2.100 millones de dólares de beneficio.

Share
This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.