Snowden y bitcoin: Las 2 tendencias que realmente importaron en 2013

Print Friendly, PDF & Email

por Rick Falkvinge para RT

US intelligence leaker Edward Snowden speaking during a dinner with US ex-intelligence workers and activists in Moscow on October 9, 2013. (AFP Photo / wikileaks.org)

Resumiendo 2013, Edward Snowden y la NSA no aparecen en los primeros 10 resultados de búsqueda de Google, que en lugar de mirar sospechosamente a un tabloide resumia el año con “Harlem Shake” y ” Royal Baby”. Esto era de esperarse.
Las revelaciones de Snowden no eran el fin del estado de vigilancia endémica, sino el comienzo para cuestionarla.
Como publica Google en los más buscados de 2013, aparece “Edward Snowden” en el lugar # 97, un lugar por debajo de “Bitcoin” y tres por encima “Batkid”, y muy por debajo de búsquedas como “Grand Theft Auto Trucos ” en el # 35.
Esto es un reflejo de la sociedad en general en muchos niveles. Como se está desplegando el estado de vigilancia, los que entiende de tecnología y entendieron lo que estaba pasando sonaron las alarmas, pero cayeron en oídos sordos en gran medida. Estábamos hablando de escenarios hipotéticos, lo que las herramientas que se están adquiriendo podrían ser utilizados para espiar, y cómo las leyes de vigilancia que están siendo promulgadas podrían ser indeciblemente abusadas.
Nos despedimos de las manos de los periodistas y otras personas, siendo peyorativamente etiquetados como alarmistas de sombrero de papel aluminio.

A portrait of Edward Snowden declaring him a "hero" is seen during a protest against government surveillance on October 26, 2013 in Washington, DC.(AFP Photo / Mandel Ngan)

Con los datos en la mano, sin embargo, resulta que habíamos estado subestimando seriamente la vigilancia que se extendió hace cinco o seis años. Fue mucho peor que nuestro peor escenario. Lo sabemos gracias a Edward Snowden y otros denunciantes.

Y, sin embargo, su nombre no es uno de los 10 más buscados en 2013, apareciendo sólo como una nota al pie de la historia del año. Él era simplemente tan importante para futuros desarrollos y el futuro de creación de la sociedad en bitcoin, a juzgar por la mente compartida en los acontecimientos mundiales. Sin embargo, esto es lo que nos da esperanza.

Bitcoin va a interrumpir cada estructura de poder que hay en la sociedad actual. Se va a acabar el decir por lo de los herederos magnate del petróleo de la década de 1800, se va a poner fin al dominio económico de Estados Unidos y su moneda, y que va a racionalizar la economía para poner fin a muchas de las ventajas de escala que las grandes empresas han celebrado, descentralizando toda la economía mundial.

Bitcoin va a cambiar la sociedad en mayor medida que el Internet. Pero esto no será evidente en el 2013, o 2014 , o incluso 2015. Se va a sentir en 2025, y será obvio en 2035. De la misma manera, el legado de la denuncia de irregularidades de Edward Snowden  no será evidente en el 2013 o 2014.

Lo que ha ocurrido, sin embargo, es que las editoriales y columnas han comenzado a triturar todos los clichés peligrosos – “nada que ocultar, nada que temer” , “que nunca se preocupan por usted”, “se trata sólo de terrorismo”. A medida que estos clichés peligrosas y deshonestos consigan algún reto constante y consistente, estamos viendo un cambio de mentalidad hacia el cuestionamiento de la máquina de vigilancia – e incluso piden su reducción y abolición.

Reuters / Jim Urquhart

También estamos viendo el otro aspecto de ese sentimiento, las llamadas a honrar y respetar las libertades civiles que fueron construidas durante el Renacimiento, siglos atrás son constantes. No hay ninguna razón porque estas libertades civiles no deben llevar encima el cambio hacia las comunicaciones digitales, después de todo.

Al igual que bitcoin, los efectos de este cambio en el sentimiento tomarán una década o más para ser sentidos en la vida cotidiana. Pero algo ha sucedido: el péndulo de la vigilancia masiva ha comenzado a girar en la dirección opuesta.

Si bien es un péndulo pesado que tendrá un montón de tiempo para hacer pivotar hacia atrás, los sentimientos habilitados por Snowden han sido fundamentales para cambiar el curso de la historia. Al igual que cuando se cambia el curso de un buque grande, se necesitará tiempo para notar los efectos reales.

La otra alternativa, a juzgar por los datos en la mano,  es que Edward Snowden es casi tan importante como Batkid: una llamarada de petate de entretenimiento que olvidamos una semana después de que lo vimos. Tal participación significaría una muy mala noticia para el camino: un estado de vigilancia arraigado lleva décadas, si no siglos deshacerlo.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.