“Son ellos o somos nosotros”: argentinos luchan contra la llegada de Monsanto

Print Friendly

El anuncio de la llegada de Monsanto a esa zona se produjo el año pasado y provocó la indignación de grupos ambientalistas, activistas y de los asambleístas del municipio cordobés de Malvinas Argentinas.

Desde entonces los activistas salen a las calles para protestar contra los peligros de contaminación ambiental que entraña la construcción de la planta.

El nivel de las protestas se incrementó hace dos semanas, cuando los manifestantes instalaron un campamento, cortando parcialmente la ruta 88, e impidiendo el paso de camiones con materiales de construcción.

A principios de esta semana la situación llegó a una situación límite por los violentos enfrentamientos entre agentes de la Policía y activistas, que provocaron la detención de dos manifestantes (luego liberadas), mientras que otra activista, Sofía Gatica, resultó herida, informan los medios locales.

“No vamos a permitir el ingreso de ningún camión ni que se instale Monsanto, porque son ellos o somos nosotros. Yo ya perdí a mi hija”, declaró Gatica, mujer que perdió a su hija al poco de nacer debido a una malformación en su riñón por culpa de los productos transgénicos y ahora lucha contra Monsanto.

Por su parte, el movimiento Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, que dirige la movilización, exige “una consulta popular en la que los vecinos puedan decidir si quieren o no la instalación de Monsanto”.

Las protestas parecen estar dando sus frutos. Así, los choques de esta semana terminaron con la suspensión de las obras de la multinacional debido a la falta de materiales por el bloqueo del ingreso de camiones, lo que fue confirmado por el gerente de Asuntos Corporativos de la empresa, Adrián Vilaplana. En un comunicado, la compañía condenó el bloqueo que “avasalla, vulnera y viola el derecho a trabajar”.

 

 

Share
This entry was posted in Artículos, Medioambiente. Bookmark the permalink.

Comments are closed.