Tratado de Marrakech limitará los derechos de autor, lo que facilita el acceso a libros para personas ciegas y con discapacidad visual en todo el mundo – Techcrunch

Print Friendly, PDF & Email

Es bastante difícil ya para los discapacitados visuales leer los libros y publicaciones que las personas videntes dan por sentado, pero es francamente imposible cuando el contenido ni siquiera está disponible en formatos accesibles. Afortunadamente, un acuerdo mundial para aliviar el problema alcanzó un hito importante hoy y podría entrar en vigor antes de que finalice el año.

El Tratado de Marrakech es un conjunto de reglas propuestas diseñadas por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, una división de la U.N. que ayuda a aliviar los problemas de PI transfronterizos. Marrakech crearía excepciones a las leyes de copyright, lo que permite la reproducción de las obras en formatos accesibles como braille, audio o e-book, y reducirá las restricciones al pasar esas obras entre países.

La gama de discapacidades, necesidades y medios de acceso son muy amplias: Una persona que está paralizada o carece de manos tiene necesidades muy diferentes de alguien que es ciego, o alguien que sufre de dislexia.

Marrakech no es una idea nueva; el tratado ha estado en construcción y negociación una década,  lo cual no es sorprendente, ya que los grandes acuerdos internacionales no son simples por cualquier medio. Por supuesto, no ayuda que los principales titulares de derechos de autor como la MPAA se hayan opuesto a el, para limitar que su alcance afecte a cosas como subtítulos.

Irónicamente, EE.UU. es uno de los pocos países afortunados que ya ofrece las limitaciones de derechos de autor que el Tratado pretende internacionaliza (y con las principales organizaciones dispuestas a hacerlo). De hecho, ayer mismo, HathiTrust y la Federación Nacional de Ciegos, anunciaron el lanzamiento de más de 14 millones de libros en un repositorio en línea para personas ciegas y con discapacidad visual.

Con oposición y a pesar de ella, las cosas parecen estar llegando a una conclusión en una ráfaga. Ecuador y Guatemala se adhirieron al Tratado antes de ayer, y Canadá lo hizo hace ayer, convirtiéndose en el 20º país en acceder a Marrakech, lo que le permite hacerlo “entrar en vigor”. La India, vale la pena mencionar, fue el primero en ratificarlo, hace dos años.

Representatives from Canada (left), Guatemala (center), and Ecuador present documents to WIPO's Francis Gurry.

Los representantes de Canadá (izquierda), Guatemala (centro) y Ecuador presentan documentos a la OMPI reprensetada por Francis Gurry.

“El Tratado de Marrakech será, cuando sea ampliamente adoptado en todo el mundo, el marco para que las personas ciegas y deficientes visuales para disfrutar del acceso a la alfabetización de una manera mucho más equitativa e incluyente”, dijo el Director General de la OMPI, Francis Gurry, en un comunicado de prensa.

Su entrada en vigor significa que la OMPI puede persistentemente recalcar a los países firmantes el cumplimiento de sus promesas y hacer las disposiciones para que el tratado quede en la legislación actual. Esto debe ocurrir el 30 de septiembre, aunque no se espera una avalancha de traducciones en Braille el 1 de octubre – las leyes todavía necesitan ser escritas y las organizaciones elegidas o formadas para supervisar el proceso de traducción y distribución.

Aún así, por más lento que haya sido, es mejor que no tener nada en absoluto. En pocos años debería ser considerablemente más fácil para alguien que no es capaz de leer un libro impreso tradicional para encontrar una alternativa.

[Más: EFF]

This entry was posted in Artículos, Cultura, DD.HH., Propiedad Intelectual, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.