Turquía – Cortan Twitter para detener las protestas de la población

Print Friendly

Patricio Guzmán S.
Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

El gobierno Turco establece la censura total en internet y cierra Twitter.

Ayer por la noche una amiga, académica y activista en defensa de los derechos humanos en Turquía, nos comunicó que habían cortado el Twitter en el país, y que ahora estaban esperando que lo siguiente sería que les cortaran Facebook y You Tube.

Turquía está entre los cinco paises con màs asociados a Twitter y Facebook en el mundo. La férrea censura del gobierno sobre los medios tradicionales y el acceso masivo a las nuevas plataformas de comunicación provocaron la eclosión de medios alternativos, o simplemente de particulares que difunden denuncias de corrupción y protestas por la red social. Un estudio de la empresa Konda, señala que durante las gigantescas manifestaciones que conmovieron el país en 2013, en el parque de Gezi en Estambul, el 77.8% de los que protestaban se informó de lo que ocurría por las redes sociales.

Erdogan, anunció que cerraría las redes sociales y aplastaría a la oposición. “La comunidad internacional puede decir esto, puede decir aquello. No me preocupo. Todos verán lo poderosa que es la República de Turquía” , declaró el primer ministro.

El aumento de la censura y el cierre de las redes sociales, son maniobras desesperadas del gobierno para detener la creciente  ola de protestas en todo el país, y las denuncias por la corrupción que se dan a conocer a través de las redes sociales.  La furiosa desesperación del primer ministro Erdogan, contra twitter tiene mucho que ver con la masiva difusión de grabaciones de conversaciones del primer ministro turco, que muestran la corrupción del gobierno. En las conversaciones, desmentidas por el gobierno turco, Erdogan pide a su hijo que esconda millones de dólares y euros.

Por cierto este y otros escándalos de sobornos, contrabando y uso ilegal de influencias de personajes de la élite turca muestran que siempre  la censura de los medios es el deseo de todos los  gobernantes autoritarios y corruptos.

El cierre de Twitter, es la última de las medidas que el gobierno turco ha llevado a cabo para censurar la información e impedir la comunicación libre en internet. El pasado  febrero, se dio luz verde al acta legislativa 5651, que amplia las causas de censura hasta convertirla en total, bajo está nueva ley un juez puede cerrar cualquier sitio en la red sin necesidad de juicio.
Esto se viene a sumar a una ley anterior represiva contra la libertad de información en la web de 2007.  Se calcula que bajo el amparo de esta ley de 2007 se clausuraron cerca de 40.000 páginas web. Entre ellas se encuentran desde páginas de información kurdas hasta una pagina atacada por elementos religiosos por difundir la teoría de la evolución de Darwin.

Pero para su mayor desesperación los censores turcos descubrirán que hay incontables caminos para burlar la prohibición de comunicarse usando proxies, sitios alternativos,

El 18 de enero manifestaciones de miles de personas defendiendo el derecho a la libertad en internet al grito de “Internet Dokunma”, no toques la internet, fueron duramente reprimidas por la policía, que lanzaron sobre la gente granadas de gas lacrimogeno y chorros de agua. Algunos manifestantes llevaban carrteles en los que se leía “Solo les falta censurar mi cerebro”.

Las protestas en Turquía, y la represión brutal contra la gente han seguido su escalada, dejando heridos y muertos. El 16 de junio un muchacho de 15 años fue alcanzado en la cabeza por una de las granadas lacrimogenas, cuando iba camino a comprar el pan, este chico falleció después de una larga agonía, el pasado 11 de marzo. Aunque los medios tradicionales están censurados, la gente ha usado los medios alternativos de  comunicación en la red para dar a conocer dentro de Turquía y al resto del mundo la corrupción y la represión en el país.

Los ataques contra la libertad de información en internet, la censura, y el espionaje cibernetico de parte de agencias de seguridad, se han generalizado en el mundo. Las clases dominantes, las elites políticas a su servicio, temen un levantamiento de los jóvenes, los trabajadores, las mujeres. Han visto como en los movimientos de rebelión la gente ha usado creativamente las nuevas tecnologías, y el uso de las redes sociales para dar a conocer masivamente las denuncias de corrupción de las autoridades corruptas. Están en pánico porque ven como junto con su incapacidad de relanzar la economía de manera sostenida, se ciernes amenazas de nuevos desplomes financieros globales, al tiempo que su control de los medios de comunicación masivos tradicionales ya no les asegura el cuasi-monopolio de la información.

Pero controlar el flujo de la información con las nuevas tecnologias resulta muy dificil, las tecnologias son múltiples, los nodos de comunicación diversos, y siempre hay nuevas maneras de saltarse la censura, y los turcos rápidamente están aprendiendo a hacerlo.

Share
This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.