Yo siento: un memorial colaborativo en torno al 11 de septiembre

Print Friendly, PDF & Email


Senastian Beca C. para Manzana Mecánica


A propósito de los 40 años del golpe de Estado en Chile que se cumplen el próximo 11 de septiembre, han surgido un conjunto de actividades y conferencias en el GAM y la UDP en torno al tema. En esa línea fue que se me ocurrió crear un proyecto de memorial colaborativo.

Este sigue la línea de los muros de “Before I Die” creados el año 2011 por Candy Chang en Nueva Orleans. Estos muros consisten en una gran pizarra que la frase “Antes de morir quiero ________” y con tizas disponibles para que los transeúntes puedan escribir sobre él. El proyecto resultó un éxito y en su corta vida ya lleva más de 200 muros construídos por todo el mundo. El año pasado montamos uno de estos muro en el GAM, el cual estuvo varios meses arriba y reunió más de 6.000 escrituras.

La idea de este nuevo muro es trabajar la temática del 11 de septiembre desde la frase “Yo siento ___________”. En ese sentido, la propuesta busca abrir un espacio donde el ciudadano común y corriente pueda expresarse en torno al “11” desde lo afectivo. De alguna forma, constituye un nuevo tipo de memorial. Me explico: muchas veces cuando he visitado diferentes memoriales por el mundo, me quedo con la sensación de su unilateralidad. Por ejemplo, el memorial de Vietnam de Washington D.C. contiene los nombres de las 58.000 víctimas estadounidenses, pero no contiene a los entre 1 a 2 millones de vietnamitas muertos. Me imagino que el memorial análogo en Vietnam tampoco mencionará a los gringos. Ninguno de los dos memoriales incluye a todo el resto del mundo, que directa o indirectamente fueron afectados por esta guerra, más que como meros espectadores.

La idea de este nuevo tipo de memorial, es involucrar a este resto del mundo. Darle una voz al ciudadano común mediante la expresión en esta pizarra. Se le permite ver el sentir de los demás, comparar, compartir y escribir desde lo propio en una reflexión circular. En su conjunto, estas perspectivas personales configuran una suerte de mandala colaborativo. De manera similar a la tradición tibetana de los mandalas de arena, el muro será borrado periódicamente como símbolo de la impermanencia, también permitiendo que otras personas puedan utilizarlo para expresarse.

El proyecto se montará el sábado 24 de agosto a partir de las 10:00 horas en el Centro Cultural GAM (Santiago de Chile), dejando la participación abierta a toda la comunidad. Estará abierto durante todo el mes de septiembre.

This entry was posted in Artículos, DD.HH. and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.