¿Cómo los gobiernos quieren controlar absolutamente todo?

Print Friendly

 La eliminación del dinero físico sería una gran herramienta contra muchos delitos, pero también dejaría a los ciudadanos indefensos frente al creciente poder de los Estados.

Mientras algunos países, como Corea del Sur o Suecia, avanzan hacia la eliminación del dinero en efectivo, algunos analistas intentan explicar cuáles serían las ventajas y desventajas de ese sistema. Por un lado, bajaría el índice de asaltos y se evitarían las transacciones ilegales; no obstante, se le entregaría a los gobiernos un poder inusitado y desmedido en el manejo del dinero de la población.

Evitar la evasión impositiva y combatir el delito, ya que no habrá quien lleve efectivo que robar, son algunas de las ventajas que tendrá avanzar hacia sociedades en las que el dinero físico sea solo un recuerdo, publicó el portalBloomberg.

Sin embargo, hay un elemento desalentador frente a esta posibilidad: a través de los sistemas de pago electrónicos se le entrega demasiado poder a los gobiernos en detrimento de los ciudadanos.

This entry was posted in Artículos, DD.HH., Economía, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.