Dilma Rousseff dijo en la ONU que EE.UU. “quebró el derecho internacional” con su programa de espionaje

Print Friendly, PDF & Email

Sin rodeos ni preámbulos, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dedicó sus primeras palabras como oradora en la Asamblea General de la ONU que comenzó esta mañana para denunciar el programa de espionaje diplomático y económico por parte de Estados Unidos en su país, y consideró que Washington “quebró el derecho internacional” y “violó la soberanía” de su país con esas intercepciones.

Rousseff fue la primera oradora del debate, después de la apertura del secretario general, Ban Ki-moon, y del presidente de la sesión, John Ashe. Barack Obama habló después de ella, pero no respondió a sus dichos.

Enfurecida con el espionaje a sus propias comunicaciones, las de de sus asesores y las de la petrolera estatal Petrobras, la presidenta brasileña canceló la semana pasada una visita de Estado a Estados Unidos prevista para fines de octubre.

“Semejante injerencia [a las comunicaciones privadas] es un quebrantamiento del derecho internacional y una afrenta a los principios de las relaciones entre los países, especialmente si son amigos”, dijo la mandataria, sobre el programa de espionaje que develó el ex empleado de la CIA, Edward Snowden.

“El ciberespacio no puede ser utilizado o manipulado como arma de guerra a través del espionaje”, continuó.

“La soberanía de un país no puede basarse en una acción que sea en detrimento de la soberanía de otro”, señaló Dilma, que repitió a lo largo de todo el discurso su enojo ante la violación de la soberanía brasileña.

Seguí en vivo la 68° sesión de la Asamblea General

La presidenta brasileña también criticó las justificaciones de Estados Unidos para el programa de espionaje, al aducir que gracias a él pudieron frenar ataques terroristas en todo el mundo.

“Resulta inaceptable la información que la intercepción sirve para frenar el terrorismo. Es insostenible”, dijo.

“Brasil sabe cómo protegerse, lucha contra los grupos terroristas y no los alberga”, aseguró. “Vivimos en paz con nuestros vecinos desde hace más de 140 años”, agregó.

“Sin derecho a la privacidad no se tiene una real libertad de expresión y de opinión, entonces no hay democracia -continuó Rousseff-. Estamos ante una grave violación de los derechos humanos y las libertades civiles”.

Rousseff, que se reunió en forma privada con Obama durante la cumbre del G-20 para hablar de este tema, consideró que el espionaje llevado a cabo por la Agencia Nacional de Seguridad es “un grave caso de invasión y de recolección de información confidencial y secreta y, sobre todo, una falta de respeto a la soberanía de nuestro países”.

REGLAMENTACIÓN

En su discurso, Rousseff también pidió a la ONU “reglamentar como corresponde la conducta de los Estados en cuanto a la utilización de estas tecnologías”.

“Brasil presentará una propuesta para establecer un marco civil multilateral para garantizar la eficaz protección de los datos que viajan por Internet. Tenemos que establecer mecanismos multilaterales para la red mundial”, adelantó.

CONSEJO DE SEGURIDAD

Rousseff renovó además su reclamo para reformar el Consejo de Seguridad de la ONU, en la cual pretende conseguir un asiento permanente.

En ese sentido, consideró que habrá “una derrota colectiva” si no se produce una reforma para 2015, ya que el organismo mantiene una “limitada representación” que no sirve para afrontar los retos del siglo XXI.

Como ejemplo, Rousseff mencionó la inacción del Consejo ante la guerra civil de Siria, que dura ya dos años y medio, o la “parálisis” ante el conflicto israelo-palestino.

También pidió cambios en el Fondo Monetario Internacional (FMI). “La gobernanza del fondo debe reflejar el peso de los países emergentes”, opinó.

Agencias EFE y AFP.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.