EEUU a Yahoo: o participas en el programa PRISM o pagas una multa de 250.000 dólares al día

Print Friendly, PDF & Email

via

yahoo-logo.jpg

Yahoo ha ganado una pequeña batalla contra las autoridades de Estados Unidos. El juez a cargo de los asuntos relacionados con la vigilancia en el extranjero (FISC) ha dado el visto bueno para que la compañía tecnológica publique los documentos clasificados que demuestran que, desde 2007 y durante varios años lucharon en los tribunales contra el Gobierno para impedir la vigilancia masiva de sus usuarios.

Si recordáis, Yahoo era una de las empresas que aparecían como colaboradoras de PRISM, el programa de vigilancia electrónica que dio a conocer Edward Snowden con sus filtraciones. Sin embargo, esta colaboración no era voluntaria por parte de Yahoo y es que, tal y como demuestran los informes del caso ahora públicos (ni eso les dejaban publicar), el Gobierno de Estados Unidos llegó a amenazar a Yahoo con multas diarias de 250.000 dólares si no se unía al programa.

Si bien Yahoo, al igual que el resto de tecnológicas, siempre se han mostrado favorables a colaborar con las autoridades, en 2007 todo cambió: lo que el Gobierno les pedía es que facilitasen la investigación de individuos y sus comunicaciones sin orden judicial. Además, los métodos de vigilancia eran tan masivos que incluían por error a ciudadanos estadounidenses, algo prohibido por la legislación del país. Yahoo terminó cediendo a las presiones del Gobierno aunque siguió luchando contra ellos en juicio tras juicio, aunque los perdió todos.

Secretismo obligado

Yahoo se ha comprometido a poner a disposición del público las más de 1.500 hojas que el FISC ha desclasificado, aunque asegura que hay partes que todavía las autoridades no han publicado. Desde que todo el asunto Snowden desveló al público todas las técnicas utilizadas por la NSA en lo que a espionaje electrónico se refiere, las principales compañías tecnológicas afectadas han estado luchando en los tribunales para poder publicar toda la información sobre los procesos que siguen.

Muchas de ellas ya publican informes de “transparencia”, en los que explican cuántas peticiones del Gobierno de EEUU han recibido. Sin embargo, hasta estos informes tienen que redactarse según lo especificado por las autoridades, sin llegar a dar cifras exactas ni información adicional a los usuarios. Lo que ha conseguido Yahoo es una pequeña victoria en una batalla que prácticamente todas estas empresas de Internet y operadoras están luchando con el objetivo de informar (y también calmar) la curiosidad de sus usuarios.

Más información | Yahoo
Imagen | Eric Miraglia

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.