Identidad digital: ¿quién quieres ser en internet?

Print Friendly, PDF & Email

via

La identidad en internet es algo esencial que, a menudo, vamos construyendo sin pensarlo mucho. Sin embargo, expresarla y construirla puede ser no sólo un proceso creativo y enriquecedor. ¿Por qué no planteárnosla como algo a montar, igual que un buen puzzle, que algo que pasa sin más? Os propongo algunas ideas y reflexiones sobre la identidad por si os sirven.

Busca las diferencias

busca las diferencias

Los siguientes términos, ¿a qué te suenan?, ¿podemos darles la vuelta?

  • Identidad ficticia. Me suena a algo que es mentira, perseguido, pero prefiero transformarlo y pensar que una identidad literaria ficticia o un personaje activista inventado es parte también de nuestra propia identidad, aunque no se corresponda con la identidad legal.
  • Identidad legal. Me suena al DNI, a la tarjeta sanitaria, al empadronamiento… pero también me recuerda a Jorge, un hombre con barba en cuyo carné antes ponía “Inmaculada” y el sexo femenino. Su identidad legal no se correspondía con la identidad que le asignábamos.
  • Identidad virtual o digital. Suena a algo de mentira, separado de lo “real”, y lo “real” es lo que relacionamos con todo aquello que está fuera del ordenador, que es físico. Sin embargo, ¿hay tanta distancia? ¿no eres real y a veces incluso más tú en internet que hablando con ciertas personas?
  • Identidad real. Lo asociamos con lo presencial, pero probablemente, al menos en mi opinión, es una compleja suma de todo lo anterior.

 

 

espacios y círculos

Espacios y círculos

A veces, la identidad parece desdoblarse, partirse y tergiversarse dependiendo del lugar donde nos encontremos o el círculo de personas que nos rodea. Por ejemplo, cuando publico en mi blog personal me permito ser más natural y en mi trabajo siento la presión por aparentar mayor seriedad e institucionalidad. Cuando publico en el blog de la asociación, ¿firmo con el nombre de la organización? Son mis contenidos y no me siento parte, sino una colaboradora puntual.

  • ¿Cuáles son tus círculos y espacios?
  • ¿Qué tipo de identidad tienes en cada uno de ellos?
  • ¿Cómo la modificas?
  • ¿Se provocan choques de un espacio a otro?
  • ¿Cómo los solucionas?
  • ¿Las organizaciones, empresas y centros educativos trabajan por relajar esos choques o abren más abismo?

 

¿Qué elementos me identifican?

Vale, ya he decidido que quiero tomar las riendas. No quiero que me identidad surja de manera casual, sino pensar bien qué quiero ser. ¿Qué tipo de ladrillos tengo? ¿Con qué ingredientes cuento para inventar mi propia receta? La identidad en internet se construye con muchísimos elementos. Algunos son:

  • Nick: ¿usas tu nombre legal o uno ficticio? ¿qué tipo de nombre es? ¿qué dice sobre ti?
  • Avatar: ¿usas una foto que te representa o una ficticia con la que te identificas? ¿qué dice esa imagen sobre ti?
  • Lo que publicas: ¿qué tipo de cosas dices? ¿cuándo las dices? ¿cómo las dices?

servicios de internet

  • Los servicios que usas. Observa la imagen. ¿Vas al cine mucho? (YouTube) ¿Al museo o a la biblioteca? ¿Eres una persona culta? (Wikipedia) ¿Eres más de bares? (Twitter) ¿Te gusta comunicarte de manera personal (Gmail) o más bien a los cuatro vientos (Facebook)? ¿Hay algún servicio que rechaces o uses por cuestiones políticas o por gustos? ¿Y por falta de formación? Piensa que los productos o servicios son como las marcas de ropa, los alimentos que consumes, los deportes que practicas o los sitios donde te diviertes. Dicen también mucho de ti.
  • Los contactos que tienes. ¿Muchos o pocos? ¿Qué tipo de gente es? ¿Te relacionas mucho o más bien poco? ¿Cómo son esas relaciones?
  • Lo que valoras y aportas. ¿Dejas comentarios? ¿Votas? ¿Qué tipo de valoraciones y aportaciones realizas? ¿Son agradables, constructivas, destructivas, inapropiadas, útiles? Y, a la vez, lo que dicen de ti otras personas, cómo te valoran.
  • Lo que enlazas. ¿Enlazas a blogs? ¿A periódicos? ¿A webs institucionales? ¿A sitios alternativos?
  • Tus ausencias. ¿No tienes perfil? ¿No tienes blog? ¿Qué cosas no publicas? ¿Qué servicios no usas? ¿Qué contactos no tienes? ¿Qué colegas te faltan en la lista? ¿A quién no enlazas?

 

¿Qué distancia hay…?metro

 

… entre seguridad y control

  • ¿Te preocupa mucho qué dirán de ti, qué pasará con tus contenidos y si lo que hagas en internete afectará a tus posesiones o integridad física?
  • ¿Te preocupa quizá más la libertad que tengas para expresarte y que otras personas se expresen? ¿Te preocupa el control y la opresión que a veces se ejercen sobre ti y otras personas?

… entre el derecho a la identidad y el derecho al olvido

  • ¿Te preocupa más expresarte y ser en internet, tener tu propio espacio y nombre?
  • ¿Te preocupa mucho que algún día puedas desconectar o incluso desaparecer y que no quede rastro?

… entre lo público y lo privado

  • ¿Te preocupa mucho cuánta información tienen de ti el resto y si esto supone un riesto?
  • ¿Te preocupa poder expresar o denunciar algo, aunque esté relacionado con tu vida privada, y cómo hacerlo para que nadie te moleste por eso?

 

¿Qué usos quiero hacer?

 

Vale, ya cuento con muchos elementos y también tengo en cuenta muchos conceptos. Pero, ¿qué hago?, ¿qué quiero hacer?, ¿qué usos darle?

Se me ocurren varios. Quizá tú puedas apuntar otros:

  • Uso relacional. Contactar con amistades, familia, gente con las mismas aficiones…
  • Uso laboral . Conseguir un trabajo, mejorar tu currículum, tener más éxito… o conseguir conservar tu empleo.
  • Uso creativo . Expresar ciertas cosas a través de tu identidad… De vez en cuando, Hernán Casciari se transforma en otra persona. Es un escritor que elabora blogs con diferentes y divertidas identidades. Uno de ellos es el famoso Diario de una mujer gorda , que se ha publicado en libro y tiene ya versión teatral.
  •  Uso activista . Denunciar inventando o transformando tu identidad… Anna Botella crew es un colectivo que parodia la identidad y la firma de Ana Botella, concejal en Madrid, imitando su firma en graffitis y poniendo un recorte de su cara a estatuas. Así protestan por su forma de tratar a los y las artistas urbanos.
This entry was posted in Artículos, DD.HH., Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.