Informe confirma perdida del patrimonio natural chileno

Terminamos este 2013 con muchas preocupaciones frente a un futuro que sabemos está marcado por el pasado. La nueva administración tiene antecedentes nefastos en términos medio ambientales y existe una nula voluntad de hacer cambios estructurales desde la clase político- empresarial, revisando nuevos mecanismos de desarrollo que logren reemplazar el modelo exportador primario que tantos costos y tan pocos beneficios nos trae como chilenos.

Esta administración que termina, fue de continuidad con las anteriores. Y en esos términos no tuvimos avances. Hoy esto se ve reflejado en  el Quinto Informe País Estado del Medio Ambiente en Chile 2013, del Centro de Análisis de Políticas Públicas del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, realizado ad honorem, sin financiamiento alguno por parte del gobierno.

Nicolo Gligo, director del Centro de Análisis de Políticas Públicas del INAP, fue categórico “tenemos menos suelo, tenemos menos bosque, tenemos menos agua y agua más contaminada, es decir, estamos perdiendo nuestro patrimonio, nuestro recurso natural, nuestra casa se está achicando”.

La contaminación ambiental, el bosque nativo, el agua,  biodiversidad, los suelos, los ecosistemas marinos y el borde costero, además de los asentamientos humanos, son todos factores de conflicto, en donde el Estado ha tenido y sigue teniendo una respuesta deficiente en términos de fiscalización y proyectos de mitigación.

El modelo económico llevado a cabo en Chile, lejos de generar riquezas, aumenta la brecha social. El Estado por su rol subsidiaro, que consagra la inversión privada sobre la pública, agudiza el impacto de los proyectos de los cuales se benefician sólo unos pocos en desmedro del bien común, dado a que no existe una tributación acorde a la producción, que permita otorgar derechos permanentes de educación, salud y jubilaciones, además de planes que aseguren un uso sustentable de los recursos naturales.

Es por eso que se hace de suma urgencia que la ciudadanía participe de su desarrollo por medio de instrumentos democráticos como el referendum vinculante, para decidir en las políticas de desarrollo para cada una de las regiones haciendo lo que la lógica y el respeto por los habitantes y sus ecosistemas, indican.

Fuente: Informe de la Universidad de Chile confirma progresivo deterioro del medio ambiente

This entry was posted in Artículos, Medioambiente. Bookmark the permalink.

Comments are closed.