La economía P2P ya está aquí

Print Friendly, PDF & Email

YONDERBOY

192922237_6d03430b0e_p2p.jpg

El P2P económico va tomando fuerza. Este modelo económico los bienes y servicios (principalmente servicios) no son ofrecidos por parte de empresas, sino por parte de particulares que no tienen en ellos su principal fuente de ingresos, sino que utilizan este mercado para complementar los mismos, muchas veces dando uso a activos que no utilizan.

Por ejemplo existe un servicio que ofrece 250.000 habitaciones en 30.000 ciudades de 192 países y que puede llegar a ser usado por 40.000 personas. En cambio no se trata de una cadena de hoteles, sino de una web como airbnb que permite ofrecer alquilar las habitaciones que nos sobran a personas que prefieren alojarse en una casa normal a un precio inferior al de un hotel.

 

 

El P2P también llega a las finanzas, existiendo incluso particulares que prestan dinero a otros poniéndose en contacto mediante redes sociales creadas a tal efecto. La legislación permite los préstamos personales, sin la intermediación de una entidad financiera, pero no era habitual hasta hace tan poco que se dieran a desconocidos que se habían conocido por Internet.

Precisamente en la red de redes es donde está el cambio y el valor añadido de estos servicios respecto a los que se podrían estar prestando hace tiempo entre familiares, amigos y conocidos, ahora le mercado al que podemos acceder (tanto como compradores como vendedores) es mucho más grande.

Adicionalmente la irrupción de la web móvil y de los smartphones también permite que podamos contratar este tipo de servicios desde nuestro móvil. De ese modo podemos saber como de cerca está el coche de alquiler más cercano (por parte de un particular) o si ya lo tenemos, quién nos deja dejar el coche en su garaje por diez euros en vez de los treinta que nos pide el hotel.

Adicionalmente esta economía puede proporcionar oportunidades de auto-empleo. Si al principio eBay estaba llena de amateurs, ahora hay quién se dedica a ello profesionalmente. Con el alquiler de coches está sucediendo que hay gente que llega a comprar coches con el único objetivo de alquilarlos.

Los riesgos de la economía del P2P

Si al principio las compras por Internet despertaban recelo, no es raro que los servicios P2P empiecen a hacerlo. En economía son habituales las teorías sobre los mercados coninformación asimétrica, en los que uno de las partes (vendedor de coches usados, por ejemplo) tiene más información que el otro.

Aquí puede haber un caso, por ejemplo puede que alquilemos un bolso de diseñador para una fiesta, pero ¿cómo sabemos que la otra persona lo tratará bien? En caso del alquiler de un coche puede ser incluso peor. El conductor no sabe el estado y mantenimiento del coche y el propietario del coche tampoco sabe el trato que le dará el conductor. En ocasiones esto puede provocar que no haya mercado.

No obstante, los sistemas de reputación que tienen este tipo de plataformas web suelen ser de ayuda, de modo que un usuario con mala reputación, ya sea como comprador o vendedor, muchas veces es expulsado del mercado. También hay que tener en cuenta que el comercio electrónico despertaba muchas dudas al principio, y ahora es cada vez más habitual.

El limbo jurídico

Este tipo de negocios actualmente están en una especie de incertidumbre jurídica, dado que no existe una regulación apropiada a los mismos. Por un lado no tiene sentido que tengan la misma regulación que un establecimiento tradicional, según The Economist, pero por otro tampoco tiene sentido que sean tratados como si fueran una empresa tradicional que ofrece ese tipo de servicio.

De momento algunos prestadores de cierto tipo de servicios están en contra de este tipo de iniciativas, y han conseguido que sean prohibidas. Por ejemplo que los particulares hagan de taxistas.

Además está la parte fiscal, no tiene sentido que estas cantidades permanezcan en negro, puesto que son un ingreso y como tal acabarán teniendo que regularse su fiscalidad.

A pesar de estas dudas, queda claro que la economía P2P va a representar un papel creciente en los próximos años, de modo que seguramente estaremos a punto de ver una revolución similar complementaria a la que supuso el comercio electrónico en su momento.¿Seremos capaces de aprovechar la ola de la economía P2P?

This entry was posted in Artículos, Economía and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.