La NSA consideraba renunciar a las prácticas de espionaje antes de Snowden

Print Friendly, PDF & Email

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) consideraba renunciar a su programa de intercepciones telefónicas en EE.UU. meses antes de que las filtraciones de Edward Snowden revelaran su existencia, según fuentes de Inteligencia.

Algunos funcionarios de la NSA creían que los costes del programa superaban los escasos beneficios en lo que se refiere a las medidas antiterroristas, según informó la agenciaAP.

Las fuentes, que se reservaron el anonimato, señalaron los cada vez más altos costes de grabación y almacenamiento de los datos de llamadas, que no eran eficaces en proporcionar pruebas de terrorismo.

Además, los críticos internos del programa estaban preocupados, y con razón, del escándalo público que podría surgir en caso de que se revelara su existencia.

La propuesta para abandonar el programa circulaba entre los altos gerentes de la NSA ya en 2013, aunque no logró llegar finalmente al entonces director, Keith Alexander, antes de las revelaciones de Snowden.

Al conocerse la verdad, la NSA defendió rotundamente esa práctica, haciendo énfasis en su relevancia para erradicar las amenazas terroristas. Este nuevo informe evidencia más ambigüedad al respecto.

Mientras tanto, el Congreso está debatiendo si hay que reanudar o modificar la recolección de datos telefónicos, dado que la ley que autorizó el programa expira en junio próximo.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.