La NSA espió el teléfono móvil de Joaquín Almunia, Vicepresidente de la Unión Europea

Print Friendly

espionaje de la NSA

El espionaje de la NSA habría llegado a rastrear el móvil de Joaquín Almunia en 2008 y 2009. Las fechas coinciden con el estallido de la crisis, en una etapa en la que el político español ostentaba el cargo de Comisario de Economía de la Unión Europea.

Las últimas informaciones indican que Estados Unidos también habría rastreado el teléfono móvil de Joaquín Almunia, Vicepresidente de la Unión Europea y Comisario de Competencia. Una muestra más de cómo la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos no ha tenido ningún tipo de límite en sus actividades.

La noticia, publicada por el diario El País, representa un escándalo mayúsculo para las relaciones diplomáticas entre la administración de Barack Obama y la Unión Europea.

Y es que la información ofrecida por Edward Snowden lleva tiempo provocando un auténtico terremoto político en varios países del mundo. Las noticias relacionados con el espionaje de la NSA a varios líderes internacionales, entre los que se encuentra la propia Angela Merkel o Felipe Calderón.EEUU espió a Almunia cuando este era Comisario de Economía de la Unión Europea

El masivo espionaje de la NSA no ha tenido fin. El rastreo de 60 millones de llamadas telefónicas en España, así como en otros países del viejo continente, como Francia o Noruega, despertó la alarma entre las autoridades comunitarias.

La primera medida fue convocar en el Parlamento Europeo a algunas de las compañías de telecomunicaciones más importantes, como Facebook, Google o Microsoft, que negaron haber facilitado datos de sus usuarios en el espionaje de la NSA. La segunda actuación estuvo relacionada con el acuerdo para promover un nuevo marco jurídico de protección de datos para 2014.

Esta nueva regulación levantó muchas sospechas, ya que en un contexto donde Estados Unidos parece no arrepentirse de su actuación en el espionaje de la NSA, resulta difícil admitir que este acuerdo resolverá algunos de los ataques a derechos fundamentales y libertades públicas que han sido afectados.

Tras estas dos medidas, la noticia bomba del espionaje de la NSA a Joaquín Almunia debería activar algún mecanismo más de protección por parte de la Unión Europea. Según publica El País, el seguimiento del teléfono móvil del político español se produjo entre los años 2008 y 2009, fechas en las cuales Almunia ostentaba el cargo de Comisario de Economía y Asuntos Monetarios de la UE.Las fechas del espionaje coinciden con el estallido de la crisis económica

Este es el primer caso de espionaje a un alto cargo europeo, lo que puede suponer algún tipo de reacción por parte de la administración comunitaria. El rastreo se relacionó con la interceptación de llamadas telefónicas y mensajes de texto del móvil de Almunia.

El espionaje de la NSA, sin embargo, no fue llevado a cabo de manera aislada por parte de Estados Unidos. En esta actividad de rastreo a un líder europeo también participaron los servicios secretos británicos. Una actuación que, sin duda, podría suponer una auténtica bomba de relojería en las buenas relaciones en el propio seno de la comunidad europea.

Además, las fechas en las que se produjo el espionaje de la NSA están directamente relacionadas con el estallido de la crisis. En aquellos días, el comisario europeo Almunia pedía una “mayor regulación sobre las actividades de las agencias de calificación”. La labor de espionaje de la NSA en esos tiempos no hace sino reafirmar la hipótesis que dice que Estados Unidos no solo tiene motivos de seguridad, sino que sus principales razones son económicas.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.