RCS, o cómo la DEA ha monitorizado a usuarios con un spyware que compró a una empresa italiana – Genbeta

Print Friendly

Rcs

Si creíais que con el espionaje a través de las cámaras de tráfico ya lo habíamos oído todo de la DEA, preparaos: Motherboard ha revelado tras trabajar con varias fuentes que dicha administración anti-droga ha comprado spyware creado en Italia con la capacidad para espiar móvilesgastándose 2,4 millones de dólares.

Dicho software se llama Remote Control System o RCS (también aparece como Da Vinci y Galileo), y lo ha creado la compañía italiana Hacking Team. Su objetivo es instalarse en nuestros ordenadores y dispositivos móviles sin que nos demos cuenta y recoger todo tipo de información: SMS, mensajes en redes sociales, e incluso imágenes y grabaciones de sonido aprovechando las cámaras y micrófonos de los smartphones. El contrato de compra de ese software se formalizó en 2012.

El espionaje de calidad a los usuarios como vía de promoción para gobiernos

Como podéis ver en el vídeo superior, la compañía Hacking Team no se esconde. Se dedican a desarrollar software para espiar a la ciudadanía, y enfocan la venta de ese producto a los gobiernos y administraciones. Su márketing: asegurar que se pueden saltar cualquier cifrado que implementen las plataformas de software y ser a prueba de análisis de seguridad. Vamos, que lo de poner el post-it encima de la webcam cada vez es menos propio de paranoias.

La fuente ha hablado con un portavoz de Hacking Team, Eric Rabe, quien no ha confirmado ni denegado la existencia del contrato (descubierto con la colaboración de un grupo activista de derechos digitales londinense llamado Privacy International). Tampoco ha dejado en claro si la DEA tiene relaciones comerciales con ellos, ya que como es lógico no revelan la identidad de sus clientes.

Otra pieza que encaja es un documento publicado en el 2012 donde la DEA pedía fuentes con “un producto completamente funcional y operativo capaz de ofrecer un sistema de intercepción basado en control remoto de un dispositivo“. Dos meses después, otro documento confirmaba un contrato con Cicom USA con una duración de cuatro años. Es decir: sigue vigente hasta agosto de este mismo 2015.

En el contrato figura un contratista llamado Cicom USA, sospechoso ya de haber sido el intermediario que habría facilitado las operaciones con Hacking Team y otros grupos similares.

Hacking Team no está sola

Hacking Team

Esta compañía italiana no es la única que se dedica a crear spyware para los gobiernos. VUPEN en Francia, Gamma International y FinFisher en Alemania… poco a poco van apareciendo entidades que se dedican a cubrir las necesidades que un gobierno pueda tener para perseguir a criminales.

Y perseguir criminales está muy bien, pero no cuando el precio es la privacidad de toda la ciudadanía. Lo peligroso aquí es que mientras las agencias aseguran cumplir con las leyes a la hora de espiar a posibles delincuentes, cada vez queda más claro que en ocasiones esas leyes se pasan por alto.

Es por eso que cada vez se insiste más en lo que dicen desde Privacy International: hay que actualizar las leyes que regulan el uso de software para monitorizar a la población y establecer“mecanismos de vigilancia efectivos”.

This entry was posted in Artículos, DD.HH.. Bookmark the permalink.

Comments are closed.