Tintin y los tiburones de los Derechos de Autor

Print Friendly, PDF & Email

por LIONEL DRICOT

le_tresor_rackham_le_rouge_1280x1024

En Bélgica, Tintín es un icono. Algo por lo que todo el país se siente orgulloso. Cervezas, chocolates y Tintín, son los símbolos de ese pequeño país europeo.
Tintín fue creado por el dibujante Hergé, que murió en 1983 mientras trabajaba en el álbum 24 de Tintin, que nunca fue terminado y sólo se publicó como una historia incompleta en 2004.
Antes de morir, Hergé declaró explícitamente que nadie debería seguir Tintin. Él quería morir con él y, hasta ahora, su voluntad ha sido respetada. Álbumes viejos se reproducen regularmente y la mayoría de los belgas han leído los 22 álbumes de la serie por lo menos una vez (el primero de todos, Tintín y los soviets, es en realidad una propaganda anti -comunista bastante extraña de los años 50 y Hergé no quiso publicarla). A diferencia de otros personajes de dibujos animados, Tintín no se está desarrollando más, pero la riqueza de los 22 álbumes, con su desfile de magníficos personajes, se considera un trabajo sagrado por los llamados Tintinofilos.
Todo eso no impidió que un negocio muy lucrativo sucediera: los derivados, galletas y hasta una película dirigida por el propio Steven Spielberg. Cada vez que una imagen de Tintin se utiliza en algún lugar del mundo, la compañía Moulinsart (anteriormente llamado Tintín Licensing, que es más explícito) gana un montón de regalías. Y ¿adivinen qué? Ellos son bastante caros.
La compañía incluso construyó un museo de € 15 millones, llamado el Museo Hergé, que fue construido en la ciudad de Louvain- la- Neuve en la ubicación del club local de la juventud, que tuvo que ser destruido. Durante la inauguración, a ninguno de los periodistas se les permitió tomar una foto para evitar el “abuso de los derechos de autor por la obra expuesta” . Descontentos, algunos periodistas salieron del museo, lo que es muy irónico cuando se sabe que Tintin es un periodista y un símbolo del periodismo de aventura. Hoy, el museo es visitado principalmente por turistas internacionales y es bastante impopular entre los lugareños.
Pero, ¿porqué es esta compañía, Moulinsart, que hace tanto dinero? ¿Quién se está convirtiendo en increíblemente rico gracias a la explotación de Tintin? La respuesta es: un hombre británico llamado Nick Rodwell . ¿Cuál fue su contribución a Tintin ? Esencialmente, se casó con la viuda de Hergé. Sí , eso es todo. Se las arregló para transferir todos los derechos de Tintin a la compañía que fundó con su esposa y ahora está tratando de aplastar todos los usos de Tintin en el que no recibe suficientes regalías. Regularmente, en las tiendas aperitivos típicos belgas que utilizan una imagen de Tintín en su ventana frontal (porque es un icono belga, después de todo ) son demandados o cerrados. No hay que decir que Nick Rodwell es bastante impopular entre Tintinofilos.
Los verdaderos fanáticos esperan a 2053. 70 años después de muerto Hergé, Tintín se convertirá al dominio público. El símbolo estará disponible para cualquier persona .
A menos que …
En una reciente entrevista , Nick Rodwell Moulinsart anunció que iba a hacer todo lo que pudiera para evitar que Tintin sea de dominio público después de 2053. Para “proteger ” la misma. Y tienen una idea, otro icono de la historieta belga en Bélgica, Spirou, siempre ha sido propiedad de una empresa (Dupuis) y, como tal, no puede llegar a ser de dominio público, siempre y cuando la empresa produzca un nuevo trabajo relacionado. Nick Rodwell planea hacer exactamente lo mismo lanzando un nuevo álbum … en 2051 ! A pesar de la voluntad de Hergé, planea ” proteger el trabajo”.
Tal vez podríamos ayudarles. Tintin y los tiburones de los Derechos de Autor suena como una historia atractiva. Una historia que puede ilustrar la forma en que los derechos de autor es la protección de “los artistas”, los que trabajan tan duro para entretenernos.

This entry was posted in Artículos, Economía. Bookmark the permalink.

Comments are closed.