Uno de los mayores juicios contra una web de descargas acaba en decepción para la industria – Genbeta

Print Friendly, PDF & Email

Devil Top

En el ya lejano 2010 el grupo anti-descargas que hoy se conoce como Rights Alliance puso al panorama Warez en su punto de mira, y tras conseguir que las autoridades suecas hicieran una redada a la web de descargas Devil, se inició un largo proceso judicial que después de casi 5 años de duración hoy empieza a llegar a su fin.

Por aquel entonces Devil estaba considerada por la Rights Alliance como poco menos que el eje de todos los males de Internet, y tras la redada se decomisaron decenas de servidores en los que se incautaron hasta 250 terabytes de contenido digital, con lo que en los años que ha durado el proceso la industria esperaba conseguir un castigo ejemplar. Pero finalmente parece que ha quedado lejos de ser así.

Sólo hubo un único acusado en el caso, un hombre de unos 50 años al que se le imputaba haber suministrado, instalado, programado, mantenido, financiado y administrado la página web, y entre sus cargos estaba el de haber puesto hasta 2.250 películas a disposición de los usuarios, la mayoría de ellas de Hollywood, por las que se seis estudios cinematográficos le demandaron por entre 673.400 y 2.690.000 dolares por título.

Una sentencia decepcionante para la industria

650 1200

Para los fiscales era la primera vez que se tenían que analizar tantos equipos informáticos en un sólo caso, y tanto la Rights Alliance como los seis estudios cinematográficos que habían unido fuerzas con ella esperaban una sentencia ejemplar que sirviera para disuadir a otras páginas similares, aunque finalmente esto ha estado lejos de ser así.

Y es que a pesar de que el único acusado había admitido que operaba los servidores desde su casa, y que el tribunal también había reconocido los grandes daños sufridos por los titulares de los productos difundidos, la condena del responsable de Devil Warez ha quedado únicamente en 160 horas de trabajos comunitarios.

Según han informado medios locales como Mitti.se, ha habido dos elementos que han sido clave para que el castigo resultase ser tan bajo. Por una parte el acusado cooperó en todo momento con la investigación policial, y el segundo es que simplemente el caso se había prolongado demasiado tiempo, algo por lo que se han lamentado en la Rights Alliance.

Aun así y aunque su cliente ha evitado la cárcel, el abogado defensor Henrik Olsson Lilja advierte que aun no se han tomado decisiones en las apelaciones, por lo que el fin de la causa penal no tiene por qué significar que esta larga historia haya llegado aun a su fin. ¿Tendrá ánimos la industria para seguir persiguiendo este caso después del batacazo?

Vía | Torrent Freak
Imágenes | Mitti.se y Tori Rector

This entry was posted in Artículos, Propiedad Intelectual, Sociedad, Tecnología. Bookmark the permalink.

Comments are closed.