Comunicados

Comunicado por Triunfos del Apruebo y Convención Constitucional

Print Friendly, PDF & Email
Santiago, octubre del 2020.

La Constitución neoliberal de 1980, gestada en plena Dictadura militar, ha sido profusamente criticada durante largos años por los efectos que ha tenido en las condiciones de vida materiales del pueblo chileno y en el desarrollo personal, individual y social de cada integrante de nuestra sociedad. Si bien ha arrojado resultados macroeconómicos que enorgullecen a la élite nacional, esta sensación es de sólo ese pequeño grupo, como quedó reflejado en los resultados de la votación del 25 de octubre y expresado en la precariedad de la vida de gran parte de la población.

El Partido Pirata de Chile considera un éxito rotundo para el desarrollo de la democracia en nuestro país el aplastante triunfo de las opciones Apruebo y Convención Constitucional en el Plebiscito del pasado 25 de octubre.

El desafío entonces es traducir este 78%, que cuestiona la constitución neoliberal, en ideas que den confianza para construir un modelo que no deje afuera a nadie. Esta búsqueda de mayorías no debe caer en la homogeneización de las propuestas: las críticas al neoliberalismo son transversales y provienen de movimientos ambientalistas, feministas, estudiantiles, sindicatos, ciudadanos, animalistas, primeras naciones, migrantes y un largo etcétera. 

Este triunfo es histórico, pues es primera vez en el mundo que una Constitución se redactará de manera paritaria entre hombres y mujeres, y también es la primera vez en nuestro país, que este texto se escribirá de forma participativa y con un mayor grado de democracia. Es por eso que nos unimos a quienes se movilizan para presionar al congreso a que implemente nuevas normativas que signifiquen garantizar en forma efectiva la participación en la conformación de la Convención Constitucional. 

Una deuda que tenemos como sociedad es con aquellas personas que están detenidas por la protesta misma que llevó a conseguir esta instancia democrática, y que aún están en prisión preventiva sin que se haya probado la culpabilidad  o inocencia de lo que se les acusa. Ellos contribuyeron a lo que celebramos hoy, y es necesario dar pasos para una amnistía total a los prisioneros de la revuelta. 

En segundo lugar, se hace urgente reafirmar la amplia mayoría de los votantes del Apruebo en la conformación de la Convención Constitucional. Los quórums necesarios para conseguir aprobar los distintos artículos de la constitución deben ser de 2/3, es decir bastará un 35% de los convencionales para bloquear la aprobación de muchos de estos. Es nuestro deber llegar a consensos para lograr tener a hombres y mujeres que representen al pueblo.

Para la elaboración de propuestas, hacemos un llamado a las distintas asambleas, agrupaciones y movimientos de la sociedad civil, junto a los partidos políticos a participar activamente en sus territorios. A levantar a candidatos y candidatas a la Convención que representen genuinamente las demandas más sentidas por la población local y a la vez a generar propuestas que estos puedan llevar a discusión en la convención, que deberá considerar la amplitud de nuestro territorio y la diversidad en su conformación social, étnica, económica y cultural.

En tercer lugar es preciso aclarar y educar en los mecanismos electorales que establece la Convención, basados en el sistema electoral D´hondt. Éste es proporcional a los votos alcanzados a través de la distribución entre pactos electorales, subpactos y candidatos independientes que están fuera de algún pacto. Es decir, cuando votamos no solo votamos por personas, sino que también por un partido y un pacto. Es un voto triple. Este modelo puede arrojar como electos a candidatos que no siempre triunfen como los más votados a nivel individual, sino que da más peso a la lista, que es donde los candidatos aseguran sus escaños. 

Por último, el gran desafío es el diálogo. Construir pactos que permitan acoger las demandas sentidas por las mayorías, grupos minoritarios históricamente discriminados y los territorios. Porque la elección a convencionales no es una elección más dentro de otras tantas, es la elección que determinará la carta magna que regirá nuestra sociedad en adelante y se hace extremadamente imprescindible que toda voz sea escuchada. 

En esta cancha rayada por otros, y con tan poco tiempo para cambiar las reglas del juego, debemos mantenernos movilizados y organizados territorial y sectorialmente en asambleas que vigilen desde el inicio los temas que se discutan, comenzando por las normas de funcionamiento de los constituyentes y luego siguiendo su trabajo y votaciones.

Tenemos también presente que Chile es parte, protagonista y víctima de la crisis ecológica global. Fueron los territorios destruidos por el extractivismo los que marcaron con un 90% de Apruebo la fecha de vencimiento al modelo económico neoliberal. Por eso buscamos asegurar en la constitución no solo los derechos de los seres humanos, sino los de la biósfera: la naturaleza, el agua, las semillas y todos los seres vivos.

Para asegurarnos que los derechos fundamentales de todos los que habitamos esta extensión de tierra y mar sean expresados, es que creemos que la unidad del Apruebo se debe al pueblo, y por lo tanto, debe actuar en consecuencia e invitar a caminar en aquella diversidad. Es momento de agitar la política de élites y cambiarla con verdaderos representantes con enfoque crítico, honestos y dialogantes.

Partido Pirata de Chile

A %d blogueros les gusta esto: