Artículos

Consejos para protegerte (y a tus amigos) en Facebook

Print Friendly, PDF & Email



El descubrimiento de que una empresa que hace perfiles de electores
y que trabajó en la campaña presidencial de Donald Trump reunió
información privada de 50 millones de perfiles de Facebook —aunque solo
unos 270.000 usuarios aceptaron entregar sus datos— hace que muchas
personas se pregunten qué pueden hacer para proteger la información que
tienen en la red social.

Aquí va la verdad sin adornos: no hay mucho que hacer, más que dejar de usar la red o borrar tu cuenta de Facebook.

Sin
embargo, sí hay algunas acciones que puedes tomar para intentar
resguardar tus datos, como instalar software para bloquear herramientas
de rastreo en la red y examinar detalladamente las aplicaciones que
utilizas en Facebook.

También
puede ser de utilidad entender qué pasó exactamente con esos 50
millones de perfiles con el fin de determinar cómo puedes proteger tus
datos de la mejor manera. Esto es lo que debes saber.

¿Qué sucedió?

Un
investigador académico en la Universidad de Cambridge creó una
aplicación llamada Thisisyourdigitallife, que ofreció pagarles a los
usuarios de Facebook para tomar una prueba de personalidad y aceptar
compartir esa información para su uso académico. Cerca de 270.000
personas participaron en el estudio, las suficientes para extraer
información acerca de decenas de millones de usuarios de Facebook.

¿Cómo
pudo obtener Cambridge Analytica los datos de 50 millones de personas
si solo 270.000 habían aceptado entregar su información a terceros?
Facebook dijo que las personas que descargaron la aplicación dieron su
consentimiento para que el software recolectara información limitada
acerca de los amigos cuya configuración de privacidad lo permitiera.

Cambridge
Analytica, la empresa de elaboración de perfiles de electores que
trabajó en la campaña de Trump, fue la que adquirió esa información.

Entonces, ¿ahora qué hago?

Hay
un enfoque múltiple que puedes adoptar para protegerte de las
aplicaciones y programas que reúnen datos. Eso incluye herramientas que
puedes instalar en tu explorador y configuraciones que puedes modificar
en Facebook. A continuación, te explicamos qué debes hacer:

Revisa tu aplicación de Facebook.
Si utilizaste tu cuenta en esta red social para registrarte en un sitio
web, juego o aplicación de terceros, esos servicios aún podrían tener
acceso a tu información personal. En Facebook, ve a la página de configuración de aplicaciones para
ver qué apps o juegos están vinculados a tu cuenta. Desde ahí, puedes
examinar los permisos que le otorgaste a cada aplicación para saber qué
información estás compartiendo. (Facebook también ha hecho algunos
cambios para evitar que se recolecte información detallada a partir de
las listas de amistades de sus usuarios).

También
hay una pestaña para apps que usan otras personas. Ahí es donde puedes
elegir qué detalles se comparten si no quieres que las aplicaciones de
tus amigos tengan acceso a tu información, como cumpleaños o lugar de
residencia.

Examina
los parámetros de privacidad de Facebook. Si te preocupa qué detalles
pueden ver las aplicaciones sobre ti y tus amigos en Facebook, ahora es
un buen momento para revisar tu configuración de privacidad y restringir
la información que compartes públicamente. Puedes asegurarte, por
ejemplo, de que solo tus amigos vean lo que publicas o que solo tú
puedas ver las listas de amigos que tienes.

Lee las políticas de privacidad.
Cuando te inscribes a una nueva aplicación o herramienta web, la
empresa generalmente te pide que aceptes sus términos de servicio.
Adopta la costumbre de leer detenidamente los términos y poner mucha
atención en la política de privacidad. Si ves frases que sugieran que
tus datos podrían compartirse de una manera que te incomode, no utilices
el programa.

Instala un bloqueador de rastreadores.
Hay extensiones que puedes instalar en tu explorador para intentar
bloquear los rastreadores integrados en las páginas de internet (los que
registran hacia dónde mueves el cursor o que generan cookies para que
los anuncios muestren viajes o zapatos que has buscado, por ejemplo).
Sin embargo, ten en cuenta que, en algunos casos, provocarán que algunas
sitios web no corran bien. En nuestras pruebas, Disconnect y Privacy Badger fueron herramientas útiles para bloquear rastreadores en el explorador Chrome de Google.

A
continuación, la explicación de cómo funciona el rastreo, para que
tengas una idea de por qué son importantes los bloqueadores: cuando
interactúes con una aplicación en Facebook, podría implantar un
rastreador en tu explorador web, como una cookie que recolecta tu
información. Aunque salgas de la aplicación, el rastreador puede seguir
monitoreando tus actividades, como los otros sitios que visitas o
personas con las que interactúas a través de actualizaciones en tu
estatus, de acuerdo con Michael Priem, director ejecutivo de Modern
Impact, una firma de publicidad en Minneápolis.

“No se va después de dejar de ver el anuncio”, dijo.

Instala un bloqueador de anuncios.
Otra manera de bloquear los rastreadores es evitar que los anuncios se
carguen. Los bloqueadores de anuncios también son extensiones que puedes
instalar en tu explorador, dispositivo móvil o computadora. Incluso los
sitios web más grandes no tienen todo el control de los anuncios que
aparecen en sus sitios, y a veces los códigos dañinos pueden aparecer
dentro de su red de anuncios. Un bloqueador de anuncios popular entre
investigadores de seguridad es uBlock Origin.

Borra tu historial.
De manera periódica puedes borrar tus cookies y el historial de
búsqueda y exploración. Apple, Google y Microsoft tienen instrucciones
acerca de cómo borrar los datos en sus exploradores Safari, Chrome e Internet Explorer. Eso borrará temporalmente las cookies y rastreadores, aunque quizá reaparecerán con el tiempo.

Desconfía de las marcas desconocidas. Aunque hayas leído la política de privacidad, no confíes por completo en ellas. En el caso de la aplicación Thisisyourdigitallife, las letras chiquitas decían que se recogería información para propósitos académicos, no comerciales. Así que piénsalo dos veces antes de compartir tu información con empresas u organizaciones poco conocidas. (Sin embargo, el investigador venía de la Universidad de Cambridge, una de las escuelas más importantes del mundo… ¿así que en quién puedes confiar de verdad?).

Via

Please follow and like us: